Rayados de Monterrey logra imponerse 3-0 ante FC Juárez

Agencia

Municipiosur.com

Rayados llega en pie de lucha al Clásico. El momento de sus jugadores y sus tres triunfos en fila lo tienen con el ánimo por los cielos. El milagro del Rey Midas está en su punto.

La victoria de 3-0 sobre los Bravos del Tuca Ferretti vinieron a confirmar el momento del equipo y, sobre todo, de su nuevo insignia: Joel Campbell.

El tico hilvanó tres juegos anotando, demostrando que la inseguridad quedó atrás. Sus goles tienen a La Pandilla ya sexto general con 15 unidades, a cinco de Tigres. El FC Juárez sigue en caída libre y se quedó en ocho unidades, antepenúltimo de la clasificación.

El Monterrey salió con esa estructura que a Víctor Vucetich ha brindado resultado. Su tradicional 4-4-1-1.Y se buscó abrir el cerco que plantó Ricardo Ferretti. No fue sencillo porque los ataques del Monterrey se volvieron hasta predecibles. Aún así, hubo intentos que provocaron lances de Hugo González, algunos quizá hasta de sobra denotando también cierto nervio por parte del guardameta.

La más clara llegó por la vía del balón parado. Un cobro de córner por la derecha que un solitario Stefan Medina conectó con la testa. Milagrosamente el esférico se fue a estrellar en el segundo poste de González. Corría el 25′ y vino el punto de quiebre.

Fernando Arce, previa revisión de VAR, se fue expulsado de manera directa por un ‘planchazo’ sobre Érick Aguirre. Y ojo, que la jugada fue polémica ya que Arce primero le pegó al balón y luego el tobillo del jugador.

No tardó Rayados, aunque ya en el complemento en romper el cero. Medina sacó un centro exacto Desde el corredor de la derecha que Janssen remató. Hugo soltó el balón y un solitario Pizarro remató para el 1-0. Era el 48′.

El Monterrey tomó el control total del encuentro. No hubo necesidad de emplearse más a fondo para cuajar el segundo. Se sabía que llegaría sí o sí… y apareció el hombre del momento.

Joel Campbell demostró lo que su mentor Roy Myers había adelantado a este diario. Si el ‘tico’ estaba feliz, iba a responder como nunca. Y sucedió. El dorsal ‘8’ recibió un balón y arrancó al área; eludió a dos rivales ‘arrastrando’ el balón para que, frente a Hugo, definiera de ‘zurda’ con calma, como si la jugada fuera en cámara lenta. Golazo.

Mención especial merece Janssen. El Toro lo intentó por varias vías y hasta se manchó el uniforme intentando generar juego. Parecía que tendría su recompensa al anidar el esférico tras un córner. Sin embargo el juez Víctor Cáceres anuló el tanto porque el dorsal ‘9’ remató al final con el antebrazo.

Todavía, sobre el 82′, el silbante decidió no marcar un penal por una aparente mano de Adrián Mora.

La goleada la cerró el recién ingresado Alfonso Alvarado con un sólido testarazo al conectar un córner desde la derecha, todo bajo la atenta mirada de Miguel Herrera, presente en el encuentro.

Rayados llega en pie de guerra al Clásico. Tres triunfos en los mismos duelos que tiene Vucetich con el equipo. La edición 127 del derbi ya arde.

Con información de: Milenio

Be the first to comment

Deja un comentario