Desarrollan en Cuba fármacos con placenta humana para tratar vitiligo

Agencia

Municipiosur.com

Nuevos productos para el tratamiento del vitiligo, la soriasis y la alopecia, a partir de placenta humana y sus componentes, están bajo investigación y desarrollo en un centro de la capital cubana.

Los investigadores del Centro de Histoterapia Placentaria (Hisplacen) trabajan en un ensayo clínico en fase cuatro que determinará la efectividad y seguridad de la Melagenina Plus, medicamento producido en la isla para tratar el vitiligo, confirmó Ernesto Miyares, director de Servicios Clínicos de esa institución, en declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias.

Explicó que el estudio, con una duración de dos años, tendrá lugar en 32 sitios clínicos distribuidos por el territorio cubano.

Aseguró que esperan tener un resultado superior a 80 por ciento de eficacia, teniendo en cuenta los estándares internacionales.

Agregó que en el área de investigación se realizan diferentes proyectos con el propósito de lograr un fármaco más efectivo en el tratamiento del vitiligo (una afección en la que la piel pierde sus células pigmentarias), a partir de extractos placentarios y otros componentes como el cordón umbilical.

A su vez, el Hisplacen trabaja en el desarrollo de la Coriodermina, fármaco que contrarresta los efectos de la soriasis, que ha demostrado buenos resultados en el tratamiento de esa enfermedad, y que se extrae de los cotiledones de la placenta. Además, trabaja en un gel bioactivante dérmico, otra variante a utilizar para ese padecimiento.

Manchas rojas con escamas

La soriasis es una enfermedad crónica de la piel que evoluciona en forma de brotes y se caracteriza por la aparición de manchas rojas con escamas de color blanquecino que se localizan sobre todo en el cuero cabelludo, los codos y las rodillas, según descripciones médicas.

También continúan las investigaciones para atender la alopecia (ausencia o caída del cabello) a partir de un producto denominado biofortalecedor. Se encuentra en fase de estudios de estabilidad con vistas a su próxima presentación en el registro de control sanitario, que antes se lograba a partir del empleo de placentas vírgenes, y ahora se consigue a partir de los residuos de la producción de la melagenina.

Otro de los estudios en desarrollo en el Hisplacen está dirigido al proceso de obtención y purificación del ácido hialurónico, polisacárido presente en los cordones umbilicales, que se utiliza a nivel mundial en la elaboración de lociones, cremas cicatrizantes e inyecciones de relleno, y se obtiene, además, un alcohol de bajo peso molecular con múltiples usos, como en la fabricación de jabones, lociones para después de afeitar y un gel contra el acné, que evitará los brotes de la enfermedad.

Con información de: La Jornada

Be the first to comment

Deja un comentario