El impulso a la frontera Sur

Sentido Común

Por Gabriel García-Márquez

Por fin hubo una muy buena noticia en la mañanera de este viernes. El presidente de la República Andrés Manuel López Obrador anunció la firma de un decreto para otorgar estímulos fiscales a la FRONTERA SUR del país.

De manera que a partir del 1º de enero de 2021 se creará la nueva Zona Libre de Chetumal en Quintana Roo y 22 municipios de la frontera sur recibirán beneficios similares a los otorgados a la frontera norte.

Entre los estímulos fiscales contemplados en este nuevo decreto están la reducción del IVA del 16 al 8% (en beneficio a los consumidores), la reducción del ISR del 30 al 20% (en beneficio de las empresas), aumento del 100 % en el salario mínimo (en beneficio de los trabajadores) y estímulos al IEPS en gasolinas (lo que beneficiará a la población en general).

Las causas que motivan el trato especial a esta región son principalmente la pobreza, la falta de acceso a la seguridad social, carencia de espacios para viviendas y el rezago en que se encuentra con respecto al resto del país.

Al crear la zona franca en Chetumal, se eliminarán los impuestos de importación, por lo que van a poder llegar mercancías a muy bajo precio, como fue en el pasado cuando miles de personas de distintos puntos del país iban a Chetumal a comprar artículos importados.

LOS BENEFICIOS DE LA ZONA FRANCA

Darle a Chetumal la categoría de zona franca significa que no se aplicarán derechos arancelarios a las mercancías ahí depositadas, lo mismo que a determinadas actividades industriales realizadas en dicha zona; es decir que no se cobrarán impuestos de importación a productos procedentes de países con los que México no tiene firmado ningún tratado comercial.

Con esta determinación se beneficiará el desarrollo económico de esta región y se atraerán industrias maquiladoras, plantas procesadoras y grandes centros de compra y de almacenaje.

Es una pena que, con la llegada de esta nueva administración federal, se haya cancelado sin mayor explicación el proyecto de las llamadas Zonas Económicas Especiales, en el que estaba considerado Coatzacoalcos, lo que hubiera traído beneficios especiales como éstos que ahora tendrá la frontera sur. Con la cancelación de las Zonas Económicas Especiales se le dio la estocada final a esta región petrolera que tanto requiere de un empujón para volver a resurgir y retomar la ruta del progreso y desarrollo económico que tanta falta le hace.

Ojalá el gobierno federal voltee a ver a Coatzacoalcos y Minatitlán, y que el Corredor Interoceánico traiga los beneficios que urgen a esta región que tanto le ha generado a México.

Be the first to comment

Deja un comentario