Escala problema local hasta el Palacio Nacional

Prosa aprisa

Arturo Reyes Isidoro
¿Por qué vuelve el sábado a Veracruz, por enésima vez, el presidente Andrés Manuel López Obrador? Porque necesita volver.
El martes, en su conferencia mañanera, comentó que viene a evaluar los programas de bienestar que se aplican en la entidad (a los que se dedica de tiempo completo el delegado Manuel Huerta).
Llama la atención que esta vez estará en las ciudades o municipios de Xalapa, Veracruz y Córdoba que, coincidentemente, su partido Morena está con muy serias posibilidades de perder en las próximas elecciones.
Viene también de nuevo, oootra vez, a darle respaldo al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, de quien insistió el martes que es “profundamente humano”, muy buena persona, honesto y de convicciones y principios.
Pero no dejó de llamarme la atención que en su conferencia mencionó que viene “a escuchar” porque “aunque es a distancia siempre me entero de todo”. ¿Qué cosa quiso decir? ¿ Qué está enterado de los problemas y de los reclamos de los veracruzanos y que el sí viene a escucharlos porque acá no lo hacen?
Porque resulta que, por no resolverse localmente la invasión de un terreno en el municipio de Coatepec, que un particular donó al Gobierno del Estado para instalar ahí un basurero pero que no se hizo, los invasores están poniendo en riesgo un bosque mesófilo de montaña, denuncia que escaló hasta el propio Palacio Nacional.
El terreno en cuestión tiene un aproximado de 13 hectáreas con área verde, en parte ya devastada, se ubica en el cerro “La Malinche” de la congregación Pacho Viejo y desde hace dos años ha estado siendo lotificado por una llamada Confederación de Organizaciones de la Sociedad Civil, según informó el reportero Miguel Salazar, del Diario de Xalapa, el 17 de julio pasado.
En un recorrido que hizo con el fotógrafo David Bello dio testimonio de que hay caminos y veredas construidos y recogieron información de que ya fueron talados árboles y destruida parte del área verde. Los lotes de 10 por 15 metros los venden en 60 mil pesos, pero exactamente no se sabe de quién es el negocio.
Ante la falta de atención y solución al problema, un grupo de ecologistas hizo llegar su protesta ante el propio presidente López Obrador en dos conferencias mañaneras, el martes la última vez. La primera vez él respondió que personal de la Sedatu los buscaría, pero no ocurrió, le informaron.
El martes, un reportero que se hizo eco de los ecologistas, le comentó de nuevo: “Un funcionario de gobierno del estado ya amenazó por teléfono a una de las personas que ha estado defendiendo, le dijo que dejara de molestar al gobierno, como si el gobierno no tuviera la responsabilidad, en este caso estatal, también de dar respuesta. Él es, le voy a dar el nombre, disculpe, es el licenciado, así se identificó, Miguel Ángel Torres Roldán y su jefe es Ramón Ramos, coordinador de asesores del gobierno del estado de Veracruz.
Yo lo dejo ahí porque esta persona, que he dado sus datos aquí, por seguridad, por supuesto, porque tiene temor de estas amenazas, porque dice que si vuelve a comentar algo al respecto va a haber algo contra ella; entonces, yo le dejo el dato, presidente”.
Según información periodística sobre el tema, los invasores quieren que el gobierno federal expropie los terrenos y se los adjudique. Los ecologistas se oponen por temor a que destruyan la ecología de la zona.
La denuncia, su escalamiento, evidenció la falta de solución a los problemas por parte de la instancia local, y no será nada raro que sábado y domingo próximos, aunque las reuniones de evaluación del presidente serán cerradas, con un máximo de cincuenta personas, afuera o cerca de las sedes se instalen grupos de manifestantes para hacer múltiples reclamos.
Ahued escucha y abandera causas justas
El sábado, cuando llegue el presidente seguramente le dará gusto saber que en el momento en que más lo necesita tiene un gran aliado en el Estado: el senador Ricardo Ahued Bardahuil.
Sabrá de cerca que el legislador de su partido en la Cámara alta no solo escucha reclamos populares, sino que se hace eco de ellos y levanta la voz para reclamar su solución, como la demanda de que bajen las tarifas eléctricas o que se rehabiliten los caminos vecinales a la planta nucleoeléctrica de Laguna Verde, que servirían para evacuar a la población cercana en caso de una contingencia.
Una característica que tiene el representante popular es que se mantiene cerca de la población a la que no solo le da audiencia, sino que la visita, siempre en forma muy discreta, por lo que escucha y vive de cerca sus problemas.
Seguramente por eso ayer, con toda autoridad, declaró a XEU Noticias que «Falta humildad, un poquito de humildad y conciencia a los que tienen chamba ahorita en el gobierno federal para atender este tipo de problemas», refiriéndose a la reclasificación de tarifas eléctricas.
Dijo que pese a que la instrucción del presidente López Obrador es ayudar a la gente, el gabinete federal no atiende. «El Presidente no tiene amortiguadores… no le quitan golpes, porque él propone que ayuden a la gente y los otros no hacen nada».
Comentó que desde hace meses ha iniciado las gestiones sobre el tema, ya que lo han abordado de diversas regiones, pero al momento no han recibido respuesta e incluso hasta los han dejado plantados en las reuniones a las que han convocado. 
Expresó algo muy cierto: que a Veracruz hay que hacerle justicia porque produce demasiada energía que exporta al norte del país donde se vende barata y a los veracruzanos se la cobran cara.
Aprovechó para informar que ya se presentó una solicitud para que se reparen los caminos en el área de Laguna Verde, para una salida de emergencia, que, dijo, es parte de la obligación que debe cumplir la Comisión Federal de Electricidad.
Ahued es, junto con Manuel Huerta, el más importante activo que tiene Morena en Veracruz porque ambos están muy cerca de la población atendiendo y escuchando a los veracruzanos y tratando de ofrecer soluciones, lo que seguramente se traducirá en votos para la causa del presidente en momentos en que la aceptación y la aprobación del gobierno estatal se mantiene muy baja.
Mi abrazo a Mayeli y a CEVEJARA
Con horas de diferencia fallecieron en Xalapa Guillermo “Memo” Castillo Morales, hermano de Mayeli, exdirectora de Televisión de la Dirección General de Comunicación Social del Gobierno del Estado y productora de Radio Televisión de Veracruz, y la maestra Eyra Luz Uscanga Escobar, esposa del periodista Carlos Velasco Jara (CEVEJARA), hermana también de dos amigos míos: Jorge y Alberto Uscanga Escobar.
Un infarto fulminante se llevó a Memo, un joven trabajador, hijo y hermano ejemplar. Excelente como persona. Un gran ser humano. Era mi vecino. Me duele. Creció jugando con mis hijos. A su mamá la maestra Magda, a Mayeli, y a toda la familia, a la que quiero, mi más sentido abrazo.
Carlos Velasco Jara formó parte del equipo con el que fundé y eché a andar el Diario del Istmo de Coatzacoalcos, propiedad del periodista Rubén Pabello Acosta, en 1979. En aquellos años tan difíciles, por el esfuerzo que requiere el inicio de una gran empresa periodística, Eyra lo acompañó ejemplarmente. Con nuestras familias convivimos mucho tiempo. Era el bien hecho mujer, llena de perfecciones y cualidades morales. A Carlos, a sus hijos; a sus hermanos de ella, a su sobrino Jorge Miguel Uscanga Villalba, a toda la familia, también mi más sentido abrazo.