Cuitláhuac quiere más créditos éste año, para endeudar más al estado

Místicos y Terrenales

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Cuitláhuac García Jiménez, el gobernador de Veracruz, dejó entrever que busca más créditos para obtener éste año, aparte del que ya solicitó por 1 mil 100 millones de pesos.
Parece que Cuitlácuac quiere ser el gobernador que dejo la mayor deuda pública bancaria en la historia.
Vaya, para que haya algo para recordarlo.
En un comentario informal que puso en su página de Facebook, Cuitláhuac García mencionó que durante la reunión que tuvieron los gobernadores que aún quedan en la Conago (Confederación Nacional de Gobernadores) con la Secretaría de Hacienda se planteó como una alternativa para obtener recursos “los créditos”, los cuales, reconoció -por fin-, se catalogan como deuda.
Cuitláhuac García aceptó que estos prestamos “han sido criticados por la opinión pública”, porque son precisamente deuda que se adquiere para un estado que ya está sobreendeudado y por un gobierno que dijo que no iba a adquirir más compromisos financieros.
Cuitláhuac García no está dispuesto a cumplir con su palabra de no endeudar más el estado, y hoy busca pretextos para justificar sus intenciones de pedir más préstamos.
Ahora a la adquisición de deuda la llama “estrategia casi insalvable”.
Y el dinero lo quiere solamente para “cumplir con los egresos programados” para éste año, es decir, con lo que ya deberían de tener cubierto para terminar el año.
Y entre esos “ingresos programados” está los intereses que se tienen que pagar ahora por la nueva deuda pública.
Ante la desastrosa gestión financiera que su gobierno ha llevado, utiliza como excusa “la caída de ingresos”.
Su mismo discurso colocado en la red social, destruye su argumento para justificar su afán de endeudar mas al estado.
Menciona que el FEIEF (es el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas, por si desconoce el significado) primero “estabilizó la caída de ingresos durante la pandemia a través de la aplicación del fondo por más de 54 mil millones de pesos” que se repartió en julio, y ahora incluso “garantiza” que “al cierre del año los ingresos programados del 2020 van a compensarse al mismo nivel de lo disminuido”.
O sea, que el gobierno del estado tendrá el mismo dinero que se programó desde un principio.
Entonces, si hay una garantía de que se tendrán los mismos ingresos en este año que lo proyectado, ¿cuál es el interés de contratar más deuda?.
Porque Cuitláhuac García quiere un nuevo crédito, además del que ya había reconocido que se busca contratar por 1 mil 100 millones de pesos, cuyo destino será “realizar obra pública en zonas de alta y muy alta marginación”.
Son dos destinos distintos: uno para obra, otro para cumplir compromisos financieros del gobierno. Son dos créditos diferentes.
Cuitláhuac García ha presumido una y otra vez que redujo la deuda pública bancaria del gobierno del estado en 3 mil millones de pesos.
Pero ahora, quiere empatar esa cifra y por eso pide un préstamo tras otro.
Lo que no dice, es que hoy la deuda pública de Veracruz llega hasta el 2040, lo cual deja a los próximos gobiernos estatales con serias restricciones para poderse manejar financieramente.
Pero además piden dinero cuando ni siquiera tienen la capacidad para ejercer el presupuesto público autorizado: Durante 2019 el gobierno del estado, la administración de Cuitláhuac García, tuvo un subejercicio por 4,039 millones de pesos. Y ese dinero se tuvo que regresar.
Los que deberían de ser los grandes místicos de las finanzas en Veracruz, no tienen ni idea de cómo resolver la terrible situación económica que ellos mismos generaron.

RESURGE RUMOR: CUITLÁHUAC SE VA PARA QUE LLEGUE ROCÍO NAHLE
Surgido desde las entrañas del mismo gobierno del estado, revive el rumor de que es posible que quiten a Cuitláhuac García y que llegue la zacatecana Rocío Nahle en su lugar, o el inefable Eric Patrocinio Cisneros Burgos.
El rumor cobró fuerza de nuevo porque son las fuerzas federales las que se han tenido que encargar de la seguridad en Veracruz ante la ineficacia de la policía estatal para contener a los grupos delincuenciales y la más que pobre actuación de la Fiscalía del Estado para investigar los crímenes que se cometen y cumplir con las órdenes de aprehensión que se giran.
La detección de las bandas criminales y su desarticulación se da por parte de la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina, aunque el crédito se lo adjudique por completo Seguridad Pública y la Fiscalía del estado.
Pero además a Cuitláhcuac García también le achacan todos los levantamientos políticos que se han dado, sobre todo al interior de Morena. No hay una política partidista y mucho menos control de fuerzas.
Lo peor es que los informes negativos los emite Eric Patrocinio y los canaliza Rocío Nahle, para seguir socavando el apoyo de Andrés Manuel López a Cuitláhuac García.
Quieren quedarse con el estado, como una forma de tener donde seguir operando, porque existe la posibilidad de que en cualquier momento el Presidente López Obrador se canse de la zacatecana y los múltiples errores cometidos en el sector energético del país y la remueva.
Están entrando en una fase de “sálvese quien pueda”.
Por eso es que el rumor resurge.
Y ocurre en la víspera de la visita de López Obrador a Veracruz. Precisamente.
Así están las peleas de los que se dicen los grandes místicos de la política en Veracruz.

EL PVEM ORDENA BOICOT AL ALCALDE DE MEDELLÍN
En el ayuntamiento de Medellín la batalla por la sucesión ya está a todo lo que da.
La intención es debilitar al municipio para impulsar a Marcos Isleño, como candidato del PVEM a la presidencia municipal.
los regidores primero, Dominico Romero Lara, y segunda, Reyna Esther Rodríguez Valenzuela, hoy están boicoteando al alcalde de Medellín, Hipólito Deschamps, porque “en el partido”, o sea en el PVEM, les dijeron que ahora todo debe ser en contra.
Durante la sesión de cabildo de éste miércoles 23 de septiembre, el alcalde hizo un recuento de la forma en que se habían votado todos los asuntos del ayuntamiento y ahí le recordó a Dominico Romero que para el programa de inversión del 2018 votó en contra porque no se le daban llantas ni gasolina para su coche.
En un video que circula en redes sociales, el alcalde le dice a los ediles que a partir de la sesión de cabildo 113 los votos fueron en contra. En ese evento le dijeron “usted sabe que siempre le hemos firmado y aprobado todo, pero ya nos jalaron las orejas en-el-par-ti-do”.
Y les remarca: En–el-par-ti-do. No Medellín, ni los medellinenses.
“Y ahora tenemos que votar como nos lo digan”.
Y a partir de ahí todos los puntos han sido en contra por parte de ambos regidores, inclusive los recortes de obra primordial.
Lo importante para ellos ya no es que le vaya bien a Medellín, si no que le vaya bien a ellos, al PVEM y a Marcos Isleño.
Si usted quiere ver el video de la recriminación lo encuentra en https://youtu.be/wszm3amHuy8