* El precio de la traición

Por Filiberto Vargas Rodríguez

Punto de Vista

Prefacio.

Se acumularon tantos acontecimientos el pasado fin de semana, que fue imposible analizar de manera oportuna la segunda incursión de Javier Duarte de Ochoa en el ámbito periodístico, con la columna que intituló “La verdad nos hará libres”. *** En esta ocasión, el exgobernador de Veracruz, desde su reclusión en la Ciudad de México hizo un rápido recorrido por los procesos penales que enfrenta y explicó cuál es su estatus, por lo que subtituló esta segunda colaboración: “Aunque se repita mil veces, una mentira jamás se convertirá en verdad”. *** Javier Duarte ha sido tan puntual en la narración de los procesos judiciales que enfrenta, que este recuento no aporta nada nuevo, aunque resulta fundamental para los fines del exmandatario, pues a partir de ahí (de sustentar su dicho de que es inocente de todos los cargos) se podrán entender muchas de sus acciones, muchos de sus dichos. *** “Nadie, absolutamente nadie, ha hecho una investigación seria e imparcial, nadie ha descrito las cosas como realmente ocurrieron”, asegura Javier Duarte en su colaboración, que se publica en el periódico Imagen de Veracruz. *** Sobre los delitos del fuero federal que lo tienen hoy en la cárcel, Duarte de Ochoa asegura que toda la trama “se reduce a una transferencia electrónica de cuya existencia jamás tuve conocimiento”. *** Ese único movimiento bancario “sospechoso” durante los seis años de su administración (el monto fue de 38.5 millones de pesos) se hizo desde una cuenta de la SEV a un supuesto proveedor que resultó ser una “empresa fachada” que no tiene vinculación alguna con él. *** Sobre las propiedades que el propio Miguel Ángel Yunes Linares aseguró eran propiedad de Javier Duarte, este advierte: “El propio actual Gobernador del Estado ha declarado que es falso ese dato. Absolutamente ninguna es mia o de mi familia, por lo que sus legítimos dueños van a poder recuperarlas”. *** De las causas del fuero local, aquella que se le inició por abordar un helicóptero oficial que lo llevó de Emiliano Zapata a Coatzacoalcos, “eso no es delito alguno”, dijo. *** Explicó que se le acusó en calidad de “partícipe” pues quien habría cometido el delito sería quien autorizó que viajara en esa aeronave. Esa persona fue el gobernador interino, Flavino Ríos, quien ya fue exonerado. “Si no hay autor material, menos puede haber partícipe”. *** Del segundo caso, sobre un presunto peculado, el Poder Judicial del Estado se declaró incompetente para conocer el asunto, por lo que este quedó sin materia. *** “En síntesis, todo ha sido un circo mediático para engañar y confundir a la sociedad, eclipsando en todo momento a la verdad con discursos de odio, con notas escandalosas carentes de datos, siendo esto en realidad una gran mentira que por más que se repita mil veces, nunca va a poder volverse verdad”. *** Un recuento muy compacto de los detalles jurídicos. Ahora lo que falta saber es lo que no está escrito en ningún documento, lo que Javier Duarte sabe y está dispuesto a revelar.

* * *

El gobernador Cuitláhuac García calificó como “patadas de ahogado”, la acción de inconstitucionalidad interpuesta por 17 diputados locales que pretenden anular la suspensión temporal de Jorge Winckler.

El mandatario estatal fue más allá. Dio a conocer que Jorge Winckler fue denunciado ante la Fiscalía General de la República (FGR) por los delitos de complicidad y obstrucción de la justicia, al omitir ejercer órdenes de aprehensión en contra de delincuentes.

Por su parte, la senadora de Morena, Gloria Sánchez señaló que las acciones de los legisladores panistas tienen como fin crear una “cortina de humo”, que facilite la huída, no sólo de Jorge Winckler sino, incluso, de Miguel Ángel Yunes Linares, contra quienes estarían por salir órdenes de aprehensión.

Y sí. Son cada vez más sólidas las versiones de la inminente partida del “Clan Yunes-Márquez” del país, luego de que se derrumbara el último blindaje que había levantado Yunes Linares para evitar que se aplicara la ley en su contra.

Pero Miguel Ángel Yunes Linares no se va sin antes cobrarles las facturas a los que, desde su óptica, lo traicionaron en esta guerra contra los gobernantes de Morena.

Hay en especial dos personajes, diputados locales, miembros destacados de Morena, a los que Yunes Linares les está reclamando la devolución de los cinco millones de pesos que les fueron entregados en la víspera de la votación para someter a juicio político a Jorge Winckler.

Y es que el trato no fue sólo que votaran en contra del dictamen que planteaba llevar ante la justicia al Fiscal de Veracruz, sino que deberían mantener informado al ahora llamado “Cártel de El Estero” acerca de cualquier acción que desde el Poder Legislativo se fuera a realizar en contra de Jorge Winckler y de la familia Yunes.

Y es que resulta que el martes 3 de septiembre, cuando se gestó la “separación temporal” de Jorge Winckler, del cargo de Fiscal General del Estado, los diputados de marras se enteraron justo cuando estaba por iniciar la sesión.

Intentaron poner en aviso a quien en ese momento aún era fiscal, pero “casualmente” se cayó la señal de la telefonía celular en todo el recinto legislativo.

Para Jorge Winckler y su jefe, sin embargo, esas no son justificaciones válidas. Se les pagó una fuerte suma y no cumplieron con su parte, por lo que deberán devolver lo recibido… o atenerse a las consecuencias.

En los pasillos del Palacio Legislativo se asegura que los dos diputados de Morena que hoy están teniendo problemas con Miguel Ángel Yunes Linares, son Magdaleno Rosales Torres, diputado por el Distrito XVII, con cabecera en Medellín de Bravo, y Jéssica Ramírez Cisneros, legisladora por el Distrito XXVIII, con cabecera en Minatitlán.

No hay, por supuesto, documento que dé fe de los supuestos tratos que estos dos legisladores habrían tenido con Jorge Winckler y Miguel Ángel Yunes. Lo que sí hay –dicen algunos- son fotografías de encuentros sostenidos por la diputada de Minatitlán con su homóloga del PAN (y amiga personal de Yunes y Winckler) María Josefina Gamboa, en un hotel de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

Eso pasa cuando te metes a hacer negocios con el Diablo.

* * *

Epílogo.

“Pégame de forma procaz, burda, de manera que nadie crea una sola palabra, y se le pueda atribuir ese libelo a los morenos”. *** Esa es la lógica que manejan los operadores de la guerra sucia por parte del suspendido fiscal y de su jefe político. Con una salvedad: Ningún medio serio, ninguno de los que ellos señalan como “al servicio del gobierno de Morena”, hizo eco a sus ficticios ataques. *** Sorprendió a propios y extraños que en la conferencia de prensa matutina de este miércoles, el Presidente Andrés Manuel López Obrador haya admitido que pidió que sea liberado el exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, quien cumple condena por narcotráfico. *** “Se está haciendo un trámite legal, porque lo solicitaron familiares y ciudadanos de Quintana Roo por la situación de salud de Mario Villanueva, y se inició un trámite en la Secretaría de Gobernación. Se había avanzado, pero hubo una apelación de la fiscalía sobre este tema; y como somos respetuosos de la autonomía de la fiscalía, lo acabo de decir, se está esperando que se termine con este trámite, pero sí hubo de parte nuestra atención al tema y lo va a seguir habiendo”. *** Y después de él… ¿Cuántos más?

filivargas@gmail.com