Edson Álvarez responde a De Boer y anota en su debut en la ‘Champions’

La verdad no conozco al señor (De Boer), respondió hoy Álvarez; “no tengo el gusto de conocerlo, pero por algo lo ha de haber dicho…»

Municipiosur.com
Agencias

Terminó la abstinencia de Champions. Ayer inició la fase de grupos de la Liga de Campeones 2019-2020 con una primera tanda de ocho partidos en la que destacó la derrota del campeón Liverpool 2-0 en Nápoles, con Hirving Lozano de titular; el empate sin goles del Barcelona en Dortmund, en el regreso de Lionel Messi tras su lesión, y el debut de Édson Álvarez con un gol en la victoria 3-0 del Ajax sobre el Lille.

Álvarez anotó en un debut soñado, como una dulce venganza a las palabras de Ronald de Boer, ex jugador del Ajax y del Barcelona, ahora entrenador de categorías juveniles del club holandés, que la víspera dijo que Edson carecía de calidad para ser creativo.

Pero hoy, Álvarez, recién fichado en julio por el Ajax, recibió un pase filtrado cerca del área grande y sin ángulo disparó, sacó un tiro con la pierna derecha para hacer un gol impecable al minuto 50. El mexicano respondió de manera espectacular durante todo el partido celebrado en el estadio Johan Cruyff. Fue muy participativo como mediocampista, con libertad para recuperar y sumarse al ataque; lo favoreció tener en frente un equipo sin mucho potencial ofensivo.

La verdad no conozco al señor (De Boer), respondió hoy Álvarez; “no tengo el gusto de conocerlo, pero por algo lo ha de haber dicho. Yo estoy enfocado en lo que me diga mi cuerpo técnico; de ahí en fuera, yo creo que no tuvo que decir eso porque somos una familia y nos tenemos que cuidar entre nosotros».

En tanto, Chucky Lozano jugó 69 minutos con el Nápoles, que sorprendió al Liverpool por 2-0, en un duelo en el que logró rematar al arco con la cabeza, pero sin contar como gol por estar en posición adelantada. Durante el juego, el mexicano participó de manera discreta.

El más reciente recuerdo del Liverpool en Champions fue la fiesta en el estadio Metropolitano de Madrid tras ganar el pasado 1º de junio la final a su compatriota Tottenham, pero el rencuentro con el torneo estuvo lejos de ser tan feliz en el estadio San Paolo, donde los italianos terminaron llevándose el triunfo en la recta final, con goles del belga Dries Mertens (82, de penal) y del español Fernando Llorente (90+2).

El Nápoles empieza de la mejor manera en la llave E, con tres puntos, empatado con el Salzburgo, que goleó al Genk por 6-2.

En el considerado por muchos como el grupo de la muerte, el F, la igualdad fue la nota dominante ayer, con sendos empates, tanto en el Borussia Dortmund-Barcelona (0-0) como en el Inter de Milán-Slavia de Praga (1-1).

El Barça, sin brillo y sin la chispa de sus mejores noches, pudo al menos celebrar la reaparición tras su lesión de Messi. El astro argentino, quien se dañó en el sóleo de la pierna derecha a principios de agosto en un entrenamiento y que no volvió al trabajo con el grupo hasta el domingo, empezó como suplente y jugó la última media hora, pero sin poder evitar que el encuentro se quedara sin goles.

Messi sustituyó a Ansu Fati, debutante en Champions con 16 años y futura promesa del cuadro azulgrana, pero su ingreso estuvo lejos del nivel que acostumbra.

El héroe del partido para el Barça en Alemania fue el guardameta Ter Stegen, que desbarató varias grandes ocasiones de los locales y que paró especialmente un penal lanzado por Marco Reus en el 56.

Creo que no hemos tirado a puerta, son cosas que hay que mejorar, trabajar y un punto es un punto, dijo Antoine Griezmann, flamante fichaje del Barcelona.

En el caso del Inter, líder de la Serie A, su empate ante el Slavia fue gracias a un gol en el descuento de Nicoló Barella (90+2), que permitió al equipo de Antonio Conte neutralizar la ventaja previa de los checos, que había conseguido el nigeriano Peter Olayinka (63).

En el grupo H, el Valencia dio un gran golpe de autoridad al imponerse 1 a 0 en el terreno del Chelsea, el temible Stamford Bridge, gracias a un gol de Rodrigo Moreno (75).

El Chelsea desperdició un penal, enviado al larguero por Ross Barkley en el 88.

En el grupo G, uno de los más impredecibles por la igualdad de los equipos, el Leipzig se llevó la victoria de Lisboa por 2-1, con doblete de Timo Werner contra el Benfica. Lyon y Zenit de San Petersburgo empataron a un gol en Francia.