Genaro Ríos Montiel, de “grillo rojo” a “líder magisterial”. El sobrino de Marcelo Montiel, es el Secretario General de la Delegación D-II-23 de la Sección 56 del SNTE, con sede en la escuela “Miguel Alemán”. En política, “hay tiempos de tirar cuetes, y tiempos de recoger las varas”. Genaro: “Estoy retirado de la “grilla”, pero mi corazón es rojo”

En el “quehacer político” que se practica en México, pero muy en especial en Coatzacoalcos, “hay tiempos de tirar cuetes, y tiempos de recoger las varas”. ¿Qué significa lo anterior?, algo muy sencillo, que hay momentos en que los políticos están “sentados en la banca”, en espera de mejores tiempos para volver a resurgir. Pues bien, el anterior dicho popular le queda a la perfección a Genaro Ríos Montiel, ¿se acuerdan de él?, para comenzar, lo que podemos decir de él, es que es sobrino de Marcelo Montiel, ex alcalde de Coatzacoalcos. Pero olvidémonos del parentesco entre Ríos y Montiel. ¡Señores!, hoy tenemos noticias importantes de Genaro. Resulta que hace algunos días, Ríos se convirtió en el nuevo Secretario General de la Delegación D-II-23 del SNTE de la Sección 56 con sede en la famosa escuela “Miguel Alemán”. ¿Qué tiene de particular dicho nombramiento?, simple, Ríos Montiel, por muchos años fue un fino “operador político” del PRI, además que fue funcionario por seis años en la CAEV de Coatzacoalcos, donde ocupó el cargo de jefe del “Departamento de Cultura del Agua”. Antes de llegar al agua potable porteña, también fue director general de los “programas sociales” del Ayuntamiento de Coatzacoalcos y auxiliar en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario. Ya como dirigente sindical, platicamos con Genaro, quien por cierto, es nativo de “Naranjos”. Lo primero que nos comentó fue lo siguiente: «Trabajaré con honestidad y responsabilidad, siempre viendo por los derechos sindicales de mis compañeros…de inmediato me daré a la tarea de gestionar los adeudos pendientes de los profesores de mi delegación sindical…mi trato con mis compañeros será cordial y de mucho respeto, pues yo me debo a ellos”. Cuando entramos al “tema político”, la pregunta obligada para Genaro fue la siguiente: ¿Sigues siendo del PRI o estas apartado de la “grilla roja?, su respuesta fue contundente: “Por el momento estoy retirado…pero mi corazón es rojo…por ahora nada de “grilla partidista”….solo “grilla sindical”. ¡Señores!, así es como hoy en día se está escribiendo la historia alrededor de uno de los hombres de la máxima confianza de Marcelo Montiel. “No hay hilos, no hay alambres».