El “Empuje” de los empresarios

Por Federico Lagunes Peña

El proyecto del “Corredor Interoceánico” es una “chuleta” que tiene dos grandes vertientes: 1.-En primer lograr, varios son los políticos regionales que se quieren convertir en los “padrastros” y “madrastas” de la magna obra que empuja Andrés Manuel López Obrador. 2.-En segundo lugar, aquí en Coatzacoalcos, hay empresarios que están “luchando” para ser tomados en cuenta en dicho proyecto, donde la prioridad es que se reactive la “economía local”. Hablemos primero de los “empresarios porteños”. 1.-Da gusto observar como cuatro personajes de la “Iniciativa Privada” de Coatzacoalcos, “encaran” a las autoridades: federales y estatales, para que dejen de andar de “zopilotes”, es decir, solo “planeando”, y de una vez por todas traigan nuevas inversiones a la zona para que se dé la “derrama económica” y la generación de nuevas fuentes de empleo. Los empresarios porteños que en verdad “empujan” son: Esteban Enríquez España, Hoteles y Moteles del Sur de Veracruz; Emmanuel Peña, influyente inversionista local; Gabriel Rivera Cerdán, líder de la COPARMEX y Maguín Javier Méndez Gaytán, Consejo Coordinador Empresarial de Coatzacoalcos. Estos cuatro porteños, cada vez que tienen la oportunidad, “aprietan” a los funcionarios federales y estatales, tal y como ocurrió en el pasado “Foro Consultivo Regional del Sureste”, donde Peña y Enríquez, le dijeron en su cara a Ernesto Pérez Astorga, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico de Veracruz, que el “Corredor Interoceánico” no alcanza para reactivar la economía porteña, por lo tanto, algo más es lo que tendrá que hacer el Gobierno del Estado para reactivar la zona sur. 2.-Ahora hablemos de los “grillos”. Lo que hoy queda claro, es que el “Proyecto Interoceánico”, está siendo agarrado de “bandera política” por varios “grillos guindas”, ¿quiénes?: Manuel Huerta Ladrón de Guevara, Súper Delegado en Veracruz; Amado Cruz Malpica, Diputado local y Tania Cruz Santos, diputada federal. Estos tres personajes de MORENA, en efecto, tienen los “buenos deseos” de que el proyecto del Presidente de la República, beneficie a los empresarios y comerciantes sureños, pero con la “mala experiencia” que se tuvo con el delegado de la SCT, es decir, José Alberto Vega, quien le dio la millonaria reconstrucción de la “Carrera del Golfo” a constructores de Tabasco, pues los “vende tornillos” de Coatzacoalcos ya no creen en nadie, pues piensan que de nuevo van a ser engañados con el “Corredor Interoceánico”, donde se van a quedar como el chinito, “nomás viendo”. Huerta, Amado y Tania, tendrán que hacer algo positivo para darle certeza a los empresarios de Coatzacoalcos, “pues de lengua, todo mundo se come un plato”. Del “discurso político”, hay que pasar a los hechos reales.

LA “DEUDA PENDIENTE” DE LOS ALCALDES

Octavio Pérez Garay, alcalde de San Andrés Tuxtla, es un ejemplo objetivo y honesto de como una autoridad municipal le debe de cumplir sus promesas al pueblo. El señor Pérez, desde que llegó a la alcaldía, anunció que metería a la cárcel al ex Presidente Municipal, Manuel Rosendo Pelayo por haber cometido varios fraudes que dañaron el patrimonio financiero del Ayuntamiento. El miércoles, Pelayo fue arrestado por la Fiscalía General del Estado, y luego fue liberado al presentar un amparo. ¿A dónde queremos llegar con este comentario periodístico?, a un solo punto, que Octavio Pérez, es el único edil de los 212 que existen en Veracruz, que le da un “fiel seguimiento” a las denuncias que presentó su gobierno contra el ex alcalde de origen priista. ¿Saben qué es lo lamentable hoy en día?, que el resto de los actuales alcaldes, es decir, los 211, ya se “olvidaron” de las denuncias que presentaron contra sus antecesores. En la región sur, la gran mayoría de los actuales Presidentes Municipales, junto con sus miembros del Cabildo, entre enero y abril del 2018, agarraron la “bandera política” que iban a meter a la cárcel a todos las ex autoridades municipales “que le habían metido la mano al cajón”, es decir, que se robaron el dinero propiedad del pueblo. ¿Adivinen qué es lo que ha pasado con dichas presuntas denuncias?, absolutamente nada. Han pasado 15 meses de los “nuevos gobiernos municipales”, y ninguno de ellos le ha dado “seguimiento” a las presuntas denuncias que según ellos presentaron en el ORFIS y en el Congreso Estatal. Lo que hoy queda claro, es que entre enero y abril del 2018, los nuevos gobiernos locales, solo se dedicaron al “show mediático” para ganar popularidad entre los ciudadanos que gobiernan. Es una verdadera pena, que los actuales Ayuntamientos, con sus denuncias, no hayan metido al “bote” a ninguna autoridad del pasado. ¿Qué significa lo anterior?, en primer lugar que no existió “voluntad” para “apretar” como dios manda; en segundo lugar, que se dio la “complicidad” entre los “actuales” y los que se “fueron” y por último, que nadie de los ediles, en 211 Ayuntamientos, tuvo los “riñones” para enfrentar a los “bandoleros” que se dedicaron, con todo el descaro del mundo, a saquear a los Ayuntamientos de Veracruz. Octavio Pérez Garay, de San Andrés Tuxtla, fue la excepción. De lo anterior que no exista la menor duda. Comentarios: federico.lagunes@hotmail.com Tel: 9211353044.