Marcelo Montiel, todavía levanta “suspiros políticos” entre sus “seguidores”. El ex alcalde de Coatzacoalcos, luego de varios años de no venir a la región, se dio su vuelta sureña para estar con su “cuate” el Obispo de Coatzacoalcos, Rutilo Muñoz Zamora, quien cumplió 20 años como jefe de la religión católica en el sur de Veracruz. Las fotografías del “Hombre de Naranjos”, revelan que todavía no se recupera del derrame cerebral que le dio hace algunos años. Para que nadie ande de “caliente” o de “lengua larga”, hoy podemos afirmar que Marcelo, ya nunca más, regresará a Coatzacoalcos a disputar un cargo de elección popular. Montiel, está metido de lleno en su rancho, criando vacas y sementales de alto registro

Esta más que visto, que la “presencia física” de Marcelo Montiel Montiel, en efecto, todavía, “inquieta” a muchos “actores políticos” de la región sur de Veracruz. Hace algunas horas el ex presidente municipal de Coatzacoalcos, hizo acto de presencia en la ciudad de Minatitlán, donde estuvo con don Rutilo Muñoz Zamora quien celebró sus 20 años como Obispo de la Diócesis de Coatzacoalcos. ¿Qué hay que dejar en claro sobre la visita de Marcelo a la zona?, en primer lugar que el famoso “Hombre de Naranjos”, no vino hacer “grilla”. Si estuvo con el señor Muñoz, es porque es muy amigo del líder religioso, y tan “cuates” son, que el Obispo, en efecto, desde que llegó al puerto vive en la casa que un día fue propiedad de Montiel. Algunas lenguas a través de los años han afirmado que la casa de Lázaro Cárdenas, casi pegada al restaurante “El Trocadero”, Montiel se la regaló al Obispo. Otras lenguas aseguran que el ex edil del PRI, se la vendió. ¡Pero bueno!, hoy no vamos hablar de cosas materiales, pues edad cosas son del demonio. Los “seguidores” de Marcelo, se ilusionaron mucho al detectar la “presencia física” de su jefe político por la región, pero insistimos, el hombre no llegó al sur para hacer política, ¡claro que no!, solo vino para acompañar a quien considera a uno de sus mejores amigos, y aquí hablamos de don Rutilo. Marcelo, como todo mundo está enterado, desde que le dio el derrame cerebral, solo se dedica a sus actividades personales, en su rancho, el cual tiene en la congregación de “Naranjos”, donde se dedica a criar vacas y sementales de alto registro. Montiel, como ya lo hemos dicho, ya no hace “grilla”, ahora solo ve como sus “creaciones políticas porteñas”, ahí andan tratando de ser buenos: empresarios, comerciantes, rancheros y políticos. ¿Por qué hablar el día de hoy de Marcelo Montiel?, por la única razón que muchos de sus “leales soldados” que tiene en el municipio de Coatzacoalcos, tienen la “esperanza política” que regresará a Coatzacoalcos para practicar de nuevo el “quehacer político”. Lo anterior ya nunca sucederá, pues Marcelo está dedicado de lleno a recuperar su salud, tomando como base que si se mete de nuevo a la “política”, se lo podría llevar el payaso, con un derrame cerebral más fuerte, el cual sería mortal para él. ¿Qué es lo que procede entonces en el caso de Marcelo Montiel?, pues que todo mundo en Coatzacoalcos, entre sus “seguidores” y quienes no lo pueden ver ni en pintura, se deben de serenar. Marcelo, y que lo anterior se escuche lejos, ya no regresará a Coatzacoalcos para disputar un cargo de elección popular. El dato: 1.-¿Vieron las fotografías donde Marcelo aparece con don Rutilo Muñoz Zamora?, el hombre se ve bastante “amolado”, quedando en claro que todavía no se recupera del derrame cerebral que le dio hace varios años. Fin del comunicado. (Artículo escrito por Federico Lagunes Peña).

Be the first to comment

Deja un comentario