Regidores no deben ser “Ratones”

DE POLÍTICAS
Por Federico Lagunes Peña

De todos los funcionarios municipales de “confianza” que existen en el Ayuntamiento de Coatzacoalcos, solo dos tendrán mucho trabajo en los últimos 60 días que le quedan al actual gobierno municipal, y ellos tienen por nombre y apellido: José Luis Ovando Murillo, titular de la Contraloría y Eliezer Florentino Bautista, director de Patrimonio Municipal. ¿Cuál será una de las principales labores administrativas que tendrán que realizar Ovando y Bautista?, pues supervisar que ningún edil o funcionario de confianza se lleven los bienes propiedad del Ayuntamiento de Coatzacoalcos. ¿Qué es lo que pasa al final de cada administración municipal, aquí en Coatzacoalcos?, que cuando llegan los nuevos titulares de las oficinas, ya sean estos ediles o empleados de confianza, no encuentran muchas cosas que son propiedad del Ayuntamiento, como son: automóviles, computadoras, teléfonos, mesas, sillas, hornos de microondas, sillones de lujo, grapadoras, cafeteras y otras muchas cosas más que están en las oficinas municipales y que se compraron con los recursos financieros del municipio. Los ediles y funcionarios de confianza que se van el 31 de diciembre, si compraron algunos artículos con el dinero que les se etiqueto con el famoso “reembolso”, dinero que luego comprobaron con facturas a nombre del Ayuntamiento de Coatzacoalcos, se les recuerda que todos esos artículos que se adquirieron deberán de aparecer en las oficinas para que sean ocupados por las futuras autoridades municipales 2021-2024. Si dichos artículos, adquiridos con el “reembolso”, se comprobaron con facturas a nombre del Ayuntamiento de Coatzacoalcos, no aparecen en las oficinas, la actual Contraloría y Patrimonio Municipal, primero, mediante un oficio tienen la obligación administrativa de solicitar que “aparezcan” las cosas, si los actuales ediles y funcionarios de confianza, ignoran la solicitud que se les hace para que devuelvan lo que se llevaron a sus casas, serán las futuras autoridades de la Contraloría y Patrimonio Municipal, quienes pongan las denuncias en el Ministerio Público por el delito de robo, y ya con una denuncia en contra, a huevito tendrán que regresar lo que se llevaron a sus casas. Los actuales ediles y funcionarios de confianza, tienen que recordar que cada mes, en efecto, “comprueban”, con facturas, el gasto del “reembolso” mensual que les dan, y como existe el registro oficial que las compras se facturaron a nombre del Ayuntamiento, pues nadie se debe de pasar de vivo, es todo lo contrario, por honestidad tendrán que devolver las cosas, esas que ya están en varios hogares, y no en las oficinas del Ayuntamiento de Coatzacoalcos. Ahora bien, en lo que hace a los actuales ediles, desde el Síndico Único y los 13 regidores, no deben de esperar que llegue el mes de diciembre para que se haga un “levantamiento” de los bienes que recibieron cuando llegaron a las regidurías. Los ediles, desde ya, y por medio de un escrito oficial, le deben de solicitar a José Luis Ovando Murillo, y su personal, se presente a sus oficinas para cotejar las “actas administrativas” que levantaron en el 2017, y de una vez “checar” que fue lo que se dio de “baja” y cuáles son las nuevas cosas que se van a quedar. Los ediles cuando están a punto de salir de un gobierno municipal, piensan que llevarse a su casa una: computadora, un sillón, un refrigerador, un horno de microondas, una grapadora o un teléfono, no pasa nada, eso es mentira Cuando se da esta clase de “robos hormiga” siempre hay consecuencias legales, pues siempre, los que se llevaron cosas de las regidurías, cuando ya no son regidores, serán requeridos por la justicia para que devuelvan lo que se robaron. El dato duro: 1.-Cuando termino el gobierno municipal de Marcos César Theurel Cotero, muchos ediles fueron citados en los Ministerios Públicos para que devolvieran lo que se llevaron. El mega dato: 1.-Otra de las cosas que deben de hacer los ediles que se van, es solicitar un documento oficial donde el Ayuntamiento pago los impuestos de los salarios y “bonos” que recibieron, ¿Por qué hay que hacerlo?, para evitar lo que paso con muchos ediles que estuvieron con Marco Theurel, quienes por meses tuvieron que visitar las oficinas de lo que fue la Procuraduría General de la República, pues el SAT “trabo” a los ex ediles con el pago que no se hicieron de los impuestos. En estos 60 días, los actuales ediles tendrán que dedicarse a poner las cosas en regla, para que luego no anden en las oficinas de la Fiscalía General de la República y Fiscalía General del Estado. Cuando termina una administración municipal, para los ediles y funcionarios de confianza, se termina el amor y el “color de rosa”, pues todos los que son autoridades, cuando se van, se convierten en los seres humanos que han sido toda su vida. Fin del comunicado. Comentarios: federico.lagunes@hotmail.com Tel: 9211353044.

Be the first to comment

Deja un comentario