Chivas cae en su debut 2-1 ante Atlético San Luis

Agencia

Municipiosur.com

La columna vertebral de Chivas es frágil, endeble. El portero del Rebaño tuvo un error infantil, una pifia grosera y le regaló el partido al Atlético de San Luis. Los tapatíos perdieron en casa ante un equipo en crisis financiera, con el tercer portero de titular y con 18 altas, la mayoría de la Liga de Expansión. Una derrota fuera de presupuesto y Vucetich arrancó mal. Un partido insostenible.

La pelota detenida le duele en exceso a Chivas. En el primer tiempo por ahí le generaron las de peligro y así cayó el gol del San Luis. Tras centro al corazón del área y Toño no salía y la defensa perdía todas las divididas, San Luis vino por una pelota detenida y al minuto 11 ya tenía el partido a su favor.

Jesús Piñuelas de pierna derecha al fondo de las redes tras un espectacular lance de Toño Rodríguez quien evitó la caída de su cabaña, pero el rebote le quedó al central y tras una pésima marca fusiló al portero rojiblanco.

El gol fue una buena definición del central visitante, que en segunda jugada supo hacerle daño a Chivas. Dolores de cabeza la pelota detenida al Rebaño. La única de peligro de Chivas fue un tiro de esquina que remató bien ‘el Pollo’, pero el portero potosino la sacó cuando parecía un gol cantado.

Con el gol de la visita en el marcador se fue el primer tiempo.

Para el complemento, el Guadalajara tenía dominado el partido y el empate se respiraba, parecía que caería en cualquier momento, pero no, Toño Rodríguez regaló un gol increíble, un oso del tamaño del estadio al minuto 64. Centro bajo, sin malicia y el portero quiso cortarlo y al mismo tiempo quedarse con el esférico y le entregó el balón al delantero potosino quien solo la empujó tras el pecado de Toño, Adam Bareiro marcó el segundo de los visitantes.

El partido estaba imposible y el VAR metió a Chivas en el juego, penalti que ‘el Chelito’ Zaldívar lo cobró de forma espectacular y al 77 el Rebaño se acercaba en el marcador ante San Luis. Quedando más de 10 minutos para intentar empatar el duelo.

Al final hubo emoción, una pelota al poste y ganas de empatar, pero solo eso.

Los rojiblancos dieron uno de los peores partidos en la era Vucetich. Toño Rodríguez regaló el partido, demostrando que no tiene el temple, ni la capacidad para defender el arco del Guadalajara. Chivas empezó con una crisis deportiva, cayó en casa ante San Luis quien debutó a su tercer portero. Más fácil no la pudo tener.

Con información de: Milenio

Be the first to comment

Deja un comentario