PRD: ESTABA ADVERTIDO

AL PIE DE LA LETRA
Raymundo Jiménez

Desde hace por lo menos un mes, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y su secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, habían advertido a sus adversarios políticos que iban a proceder legalmente contra todos aquellos alcaldes y aspirantes a sucederlos que mantuvieran vínculos con delincuentes y bandas criminales.
La advertencia de Cisneros fue registrada el 6 de marzo pasado, en Papantla, a raíz precisamente de la detención en abril de 2020 del regidor séptimo del Ayuntamiento totonaco, Efraín N, por portación ilegal de armas de uso exclusivo del Ejército. Ahí, entrevistado sobre este edil al que pretenden implicar en el crimen de la periodista María Elena Ferral, el titular de la SEGOB afirmó que en breve podrían proceder también contra más regidores, síndicos y presidentes municipales que estuvieran actuando al margen de la ley.
Y es que un día antes, el 5 de marzo, el gobernador Cuitláhuac García había asegurado a su vez que bandas criminales habían permeado las elecciones, imponiendo a candidatos y funcionarios en los municipios. Reveló que poseía un diagnóstico de quiénes están vinculados a qué delincuentes así como las áreas en las que operan, por lo que aseguró que pronto “vamos a actuar”.
Así que Cisneros Burgos sólo refrendó lo que había anunciado previamente el mandatario veracruzano.
Este miércoles fue detenido el ex alcalde perredista de Tihuatlán, Gregorio Gómez Martínez, cuya candidatura había hecho oficial el Consejo Estatal del PRD hace apenas 11 días.
Según las primeras versiones extraoficiales, “Goyo” Gómez –quien encabeza las encuestas para volver a presidir el próximo Ayuntamiento de ese municipio ubicado en el norte del estado– fue sacado de su negocio “Autopartes Gómez” esposado por hombres armados que presuntamente eran elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SIEDO) de la Fiscalía General de la República (FGR), los cuales habrían ejecutado un mandamiento judicial. Sin embargo, la FGR no lo confirmó oficialmente y, al parecer, tampoco se dio por enterada.
Horas más tarde circularon videos y versiones atribuidas al Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4) de Poza Rica, confirmando que quienes en realidad lo habían detenido eras policías ministeriales de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Gómez Martínez fue alcalde de Tihuatlán (2014-2017) por el PRD en el sexenio del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa. Es licenciado en Administración de Empresas, fue militante del PRI, y también es socio de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Poza Rica.
Sus detractores lo habían venido señalando de estar vinculado con la delincuencia organizada dedicada principalmente al robo de autopartes y a la “ordeña” de combustibles, conocido popularmente como “huachicol”.
Sin embargo, hasta ahora nada le habían podido probar. De hecho, refieren que su negocio “Autopartes Gómez” fue cateado en 2015 por denuncias de autopartes robadas y que en el operativo fueron detenidas diez personas. No obstante, continuó operando hasta la fecha.
Las dirigencias nacional y estatal del PRD aseguran que su detención tiene trasfondo político. Ya se verá qué tan sólidas son las pruebas que la FGE debe tener para haber obtenido la orden de aprehensión en su contra. De lo contrario, los seguidores de “Goyo” Gómez que ayer salieron a protestar por su captura, seguramente castigarán con su voto al partido en el poder en los comicios de junio próximo.
VIOLENCIA POLÍTICA SIN CESAR
A pesar de las firmas de Acuerdos por la Democracia convocados por los gobiernos estatal y federal, y de las estrategias anunciadas por los encargados de la Seguridad Pública para proteger a los candidatos a puestos de elección popular, los atentados en Veracruz siguen dándose sin cesar.
La mañana de este miércoles, por ejemplo, Marlon Ramírez Marín, presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, informó que había recibido una llamada telefónica de Onan Hernández, candidato a la presidencia municipal de Carlos A. Carrillo, en la Cuenca del Papaloapan, quien le confió que había sido amenazado y agredido en su domicilio por gente armada que lo emplazó a retirarse de la contienda electoral.
Mientras en Xalapa, alrededor de las 10:30 horas, el secretario de Seguridad Pública del estado, Hugo Gutiérrez Maldonado, arribó a su despacho en la torre de la SSP ubicada sobre las calles Ignacio Zaragoza y Leandro Valle, de Xalapa, custodiado por un total de nueve patrullas y decenas de elementos policiacos fuertemente armados, lo que dejó boquiabiertos a los comensales que en ese momento desayunaban en un popular café del centro histórico capitalino.

Be the first to comment

Deja un comentario