Cruz Azul celebra en el Volcán al vencer 2-0 a Tigres

Agencia

Municipiosur.com

Tigres dejó en Qatar el futbol agresivo que cautivó contra Palmeiras y el juego ordenado que dignificó su derrota contra el Bayern Múnich, porque en San Nicolás, el equipo fue el mismo en la Liga MX: pausado y predecible, siendo superado por 2-0 con Cruz Azul.

El equipo felino estuvo lejos de su etiqueta de subcampeón mundial y sucumbió frente a un rival que supo pegar al inicio, resistir los embates de los regios en la mayor parte del complemento y sentenciar en el ocaso del duelo, para su cuarto triunfo consecutivo y el premio del tercer lugar.

Y para ejemplificar la superioridad celeste hay un ejemplo a los dos minutos: “Cabecita” se plantó solo frente a Nahuel, pero el portero argentino rechazó providencial con la pierna derecha para salvar el primer gol.

El aviso se convirtió en sentencia dos minutos después cuando la Máquina ejerció presión alta en la salida del conjunto universitario. Nahuel, apurado, despejó y “Chaka” dejó la pelota a merced del visitante, rápido y astuto para aprovechar el despiste, y Orbelín centró para el cabezazo a primer palo de Romo, para el 1-0.

Después de ponerse arriba, Cruz Azul jugó como en casa, a placer, tocando de un lado a otro, ante un tímido rival que evidenció cansancio, aunque en el minuto 32, Gignac sacó media vuelta y Corona se lanzó a su izquierda para evitar el 1-1.

Más tarde, ni el árbitro Erick Yair Miranda ni el VAR quisieron expulsar a Jesús Dueñas por una entrada por la espalda sobre Romo, sacando el juez tarjeta amarilla.

“Cabecita” tuvo el 2-0, pero quiso definir de fantasía al “picar” la pelota, sin inquietar al “Patón”.

“Tuca” no espero nada y al arranque del complemento mandó a la cancha de Nicolás “Diente” López por Dueñas, y de inmediato la presencia del uruguayo se notó con dos asedios seguidos, uno de ellos un remate de cabeza de Carlos González a las manos de Corona.

El cambio revolucionó la actitud felina y encontró otra oportunidad por derecha con un centro del “Chaka” para “Cocoliso”, incómodo en su cabezazo, que pasó encima del arco.

El cambio revolucionó la actitud felina y encontró otra oportunidad por derecha con un centro del “Chaka” para “Cocoliso”, incómodo en su cabezazo, que pasó encima del arco, pero las insinuaciones eran ya el reflejo de un Tigres que estaba en el juego.

Y así lo demostró Carlos González cuando disparó franco para el lance salvador a tiro de esquina de José de Jesús. La UANL merodeaba con firmeza el empate. No había mucho secreto y Reynoso realizó dos cambios con los ingresos de Pablo Aguilar y Walter Montoya por “Piojo” Alvarado y Yotún, en busca de equilibrar el dominio del anfitrión.

En el minuto 67 una jugada polémica cuando “Diente” enfiló al arco, pero “Shaggui” se interpuso en su camino, pero lo que parecía una roja, terminó en falta ofensiva del atacante uruguayo. El partido ya pintaba, en intenso, en azul y amarillo.

Para evitar la rebelión, de nuevo Reynoso realizó dos movimientos, metiendo a Guillermo Fernández y José Rivero por Aldrete y “Shaggui”. Evitar el empate era la prioridad. A quince minutos del final, Ferretti buscó mayor poder en ataque con Fulgencio por Quiñones.

Faltando ocho minutos, Orbelín dejó su lugar para Angulo. En contragolpe, Fulgencio se tuvo la confianza, pero vació su disparo arriba del travesaño. Y el intento fallido se convirtió en gol celeste, obra de Guillermo Fernández, que tocó preciso de zurda lejos del lance de Nahuel para el 2-0 decisivo.

Con información de: Milenio

Be the first to comment

Deja un comentario