América golea a Tijuana en Ciudad Universitaria

Agencia

Municipiosur.com

América da pasos seguros en el Torneo Guard1anes 2020, se concentra en ello a la espera de que en el corto plazo pueda tener a su plantel completo. Goleó a Tijuana en un partido que fue cocinando a fuego lento y lo golpeó en el momento preciso, y encontró un resultado como los que esperan su afición. Un 4-0 contundente sobre Xolos. Tijuana era una buena prueba para América, por la baraja de recursos con la que cuentan los Xolos, y porque Miguel Herrera aún no dispone de toda su plantilla. Pablo Guede tiene materia prima de todo tipo para tener un buen torneo y los azulcrema sabían que debían tener sus precauciones.

Algo que empezó a mostrar el equipo de Miguel Herrera fue el trabajo en bloque, que, si el equipo se lo propone, puede ser un conjunto seguro cuando trabajan desde el esfuerzo colectivo. Es lo que mostraron ante la propuesta de Xolos, porque si algo ha caracterizado a Guede es que le gusta un futbol propositivo, no se esconde y propone juego.

Las Águilas aceptaron el guante, lo hicieron desde la serenidad, jugando muy compactos y cerrando las líneas de pase de los fronterizos. El duelo fue una batalla en la media cancha, con los Xolos tomando la pelota en el inicio, mientras América le iba midiendo el pulso al partido.

De hecho, el primer susto se lo llevó América, cuando al minuto 14 el árbitro, Adonai Escobedo, marcó un penal de Bruno Valdez sobre Brayan Angulo, pero el VAR entró en acción y anuló la jugada, porque había fuera de juego del ecuatoriano.

Los azulcrema fueron dando pasos al frente, encontrando en Roger Martínez una bujía de salida, el colombiano arrastraba bien la pelota y se ayudaba de su fuerza física para causar estragos en la defensa fronteriza.

La mejora americanista en la media cancha impedía que Xolos tuviera la explosividad que buscaba Guede, ni Bolaños ni Castillo pesaban en el desequilibrio. Sin acciones que destacar en las áreas, la primera aproximación se dio pasada la media hora cuando Sánchez se agregó por la banda y centró, Córdova llegó muy forzado y la pelota la tomó Jonathan Orozco.

América se sentía cómodo, tenía un ligero mando sobre su rival, y después capitalizó un error de Xolos, los fronterizos perdieron la pelota en la salida, el Oso González tocó para Richard Sánchez y el paraguayo sacó un fuerte zapatazo con la pierna derecha que venció el lance de Orozco, no es la primera vez que hace eso el guaraní y es un recurso más que está disponible para abrir un partido cerrado como éste.

El segundo tiempo arrancó a otra velocidad, con acciones en ambas áreas, un augurio de que habría más emoción y menos tensión en el medio campo. Roger se perdió el segundo, porque su tiro con la zurda se fue por encima del larguero. Y luego una volea con derecha se perdió por una banda, sí, al colombiano le faltaba una cuota de efectividad, pero se notaba su implicación en el juego, tanto que fue clave para aumentar la ventaja.

Roger rescató una pelota que parecía perdida, no dejó que se ahogara, la revivió y vio a Bruno tan solo que le tocó, el paraguayo ni la pensó, le pegó secó con la zurda y dejó parado a Orozco. América doblegaba y se imponía a un rival que no encontraba la manera de plantarse frente a Ochoa.

A Xolos no le alcanzó con los ajustes de Guede, porque América se plantó bien en defensa y en todas las jugadas que tuvo en pelota parada no fue capaz de poner en aprietos a Ochoa. Los azulcrema solventaron el juego sin complicaciones. Y cerraron el partido con un gol de Henry Martin, quien marcó cuando apenas tenía un par de minutos en el campo, gracias a un tiro de Roger que escupió Orozco. Y el yucateco después aprovechó que los Xolos estaban desmoralizados y empujó un centro de Escoboza para sellar la goleada.

América arranca bien, se muestra serio, obtiene los resultados y da ligeros pasos hacia adelante en su juego, mientras todo el plantel logra estar en buen estado, los puntos cosechados le dan calma y seguridad.

Con información de: Milenio