“Cierre” de negocios en Coatzacoalcos, no es por la “inseguridad”. El “cierre” es por la “recesión económica” que hay en la zona. Urge que los grandes proyectos del gobierno federal ya “detonen” para crear nuevas fuentes de empleo y generar “derrama económica”. Los comerciantes y empresarios de Coatzacoalcos se están “muriendo de inanición”. El “Corredor Interoceánico” podría ser la “salvación” para evitar más “cierres” de negocios en el puerto. Se “planea” mucho, pero la “riqueza” todavía no llega a Coatzacoalcos. Hay “desesperación” en la IP

Las últimas noticias que han “impactado” a los porteños, sin lugar a dudas, han sido el “cierre definitivo” de varios importantes negocios que durante años fueron muy representativos para los habitantes de Coatzacoalcos, y aquí hablamos de: Materiales para la construcción, Santandreu, Zaragoza, esquina 16 de septiembre; Tienda de tenis “Vans”, en Plaza Fórum; Farmacia del Ahorro, Malecón Costero, esquina Francisco Villa y “Jugos Chapala”, Carranza, esquina Ignacio de la Llave. ¿Qué es importante aclarar sobre estas recientes clausuras de negocios que se han registrado en la ciudad?, que su “cierre”, en efecto, no fue motivado por la “inseguridad” o por el “cobro de piso”, ¡por supuesto que no!. Estos establecimientos han tenido que “bajar sus cortinas”, por la simple y sencilla razón que aquí, en Coatzacoalcos, se vive una tremenda “recesión económica”, ¿qué significa lo anterior?, que en Coatzacoalcos no hay “circulante de dinero”, y si no hay circulante de dinero, es porque no se han creado nuevas fuentes de empleo y porque no se han establecido en el municipio nuevas empresas. Así de simple. Si unimos estos dos “fenómenos”, es decir, la falta de generación de riqueza y la falta de nuevas fuentes de empleo, nos da como resultado que la gente no tiene dinero para gastar, y si no hay dinero para gastar, pues entonces no hay afectivo para realizar compras en los comercios porteños. Esta crisis financiera, es decir, la “recesión económica”, obliga a los dueños de los negocios a “cerrar” sus locales, pues para ellos “todo” es perdida, en el sentido que ellos si tienen que pagar: sueldos, impuestos al SAT, rentas, luz eléctrica, agua, Seguro Social e INFONAVIT. Ya los hemos comentado en anteriores artículos periodísticos, es muy cierto que en Coatzacoalcos se ha mejorado, en mucho, en todo lo que es el combate a los delitos de “alto impacto”, como son los: “secuestros”, “ejecuciones” y “cobro de piso”, pero ahora Coatzacoalcos tiene otros “problemas” que al igual son muy graves, tanto para los ciudadanos, como para los: comerciantes y empresarios. Uno de estos “problemas” es que no hay “derrama económica”, lo anterior “mata” a las mujeres y hombres de la “Iniciativa Privada”. ¿Qué es lo que urge?, que los grandes proyectos de la “Cuarta Transformación” ya empiecen a “llegar” a Coatzacoalcos. Hay que dejar de “planear”, para ya “aterrizar” con seriedad y objetividad. La única esperanza que tienen los empresarios y comerciantes de Coatzacoalcos para frenar su “banca rota” es el “Corredor Interoceánico”, un proyecto que todavía no hace acto de presencia real en Coatzacoalcos, ¡claro!, solo en los mediático. Muchas son las “reuniones” y “juntas de trabajo” entre autoridades federales y la gente de la Iniciativa Privada de Coatzacoalcos, ¿pero adivinen qué?, todavía no “cuaja” absolutamente nada como para decir “ya viene la derrama económica”. Lo anterior es un problema delicado. Todo es “atole con el dedo”. El dato: 1.-Ayer en el hotel “Terranova”, empresarios y comerciantes de Coatzacoalcos, se dieron otra “encerrona” con don Rafael Marín Mollinedo, jefe del proyecto “Interoceánico”. Hoy vamos a investigar cuales son las “nuevas promesas” en las presuntas inversiones para la reactivación económica de Coatzacoalcos. El súper dato: 1.-Si alguien llega a ver por el pueblo a: Estaban Enríquez España, líder del Consejo Coordinador Empresarial o Armando Carvallo, jefe de la Cámara Nacional de Comercio, les dicen que los andamos buscando, ¿para qué?, para que no digan cómo les fue con don Rafael Marín Mollinedo, el “mero preciso” del “Corredor Interoceánico”. (Artículo Escrito Por Federico Lagunes Peña).