Kingston Technology: «Los SSD son populares pero los discos duros no van a morir»

«Con HyperX nos hemos hecho un buen nombre en el mercado gaming»

Municipiosur.com
Agencias

John Tu es uno de esos ejemplos que cimentan el sueño americano. Nació en China en 1941 y aunque se describe como un estudiante mediocre, ha conseguido levantar y construir una de las grandes empresas del sector de tecnología de EEUU: Kingston Technology.

Llegó California en la década de los 70, después de haber estudiado ingenería eléctrica en Alemania. Su particular deseo de sueño americano despertó después de que su hermana se casase con un ciudadano estadounidense, y tras conocerle dedició que «encontraría la manera de hacer mi hogar en EEUU.»

En una charla con elEconomista.es, el presidente y cofundador de Kingston repasa el momento actual de la compañía, el aprendizaje logrado en los más de treinta años tras los que la empresa se ha asentado como referencia de almacenamiento, así como aborda otros temas como los esports y el futuro del gaming para la compañía.

Kingston es una de los grandes fabricantes de almacenamiento, ¿cómo fue su fundación hace más de 30 años?

La compañía que teníamos fracasó por completo. En octubre de 1987. Mi socio [David Sun] y yo por desgracia invertimos una gran cantidad de dinero y lo perdimos todo. Los inicios de Kingston fueron muy tristes y con mucho miedo, porque veníamos de perderlo todo.

Mirando el lado positivo estuvo muy bien porque nos planteó el reto de darle una vuelta de visión a la situación que teníamos, y con la necesidad de hacerlo rápido porque teníamos la presión de seguir teniendo para comer.

¿Imaginó entonces que la compañía llegaría a ser lo que es hoy?

Por supuesto que no. Nosotros empezamos en un garaje. Y no en uno bueno. Durante un tiempo nos dábamos con un canto en los dientes por poder hacer productos con los que sacar unos cuantos dólares. Con lo que, absolutamente no teníamos la visión de convertir la empresa en lo que es hoy. Durante meses la única preocupación que teníamos era llevar comida a la mesa, no hasta dónde podía llegar el proyecto que habíamos empezado.

La respuesta es no. Nunca lo imaginamos.

¿Cómo ha sido el proceso para hacer crecer la empresa?

Uno de los factores que nos han convertido en lo que somos hoy se debe en buena parte a la suerte. Nosotros no teníamos una visión clara en los comienzos. Empezamos a hacer productos de almacenamiento en un momento en el que la industria del PC estaba a punto de despegar. Los ordenadores personales pasaron de no tomárselos demasiado en serio a expandirse de forma muy rápida. Así que los fabricante no tenían todos los componentes necesarios. Necesitaban proveedores de almacenamiento. Nosotros propusimos en el mercado una solución innovadora que veíamos que hacía falta en ese momento.

El 50% del mérito de nuestro éxito es el factor suerte. Porque las necesidades de evolucionar en el almacenamiento comenzó entonces a hacer ruido, a tomarse en serio y a crecer muy rápido. Tomamos posiciones en el mercado gracias a la suerte. Eso es lo que pasó.

Las memorias son cada vez más baratas, la nube crece, ¿está el almacenamiento físico condenado a desaparecer?

En este momento tenemos más dispositivos que nunca. Coches conectados, dispositivos inteligentes en el hogar, smartphones… todos son ordenadores y tienen almacenamiento físico dentro. Las memorias de almacenamiento están en todos lados ahora. No puedes hacer nada sin almacenamiento y las necesidades son ahora mucho mayores que en la época de crecimiento del ordenador personal.

No veo ahora mismo ningún límite que haga pensar que los dispositivos de almacenamiento necesiten evolucionar, más allá de tener mejor capacidades y ser más rápidos. Al final, el almacenamiento, es almacenamiento. Hemos pasado de tener un único ordenador en casa a contar con una variedad de dispositivos que todos necesitan almacenamiento interno.

La nube también es muy importante. Pero al final sólo es almacenamiento de alto rendimiento. Es algo que nunca desaparecerá, evolucionará en función de cómo lo hagan los productos.

¿Cuál es el producto más popular? ¿Los SSD?

Sí, con los SSD, llegamos al mercado en 2009. Ha cogido gran popularidad pero ha tardado debido a la necesidad de educar a los usuarios, hay explicarles por qué necesitaban almacenamiento de este tipo. Había que demostrar lo maravillosos que son los dispositivos flash.

Al principio cuando llegamos al mercado la gente no entendía bien la necesidad de este producto, a lo que no ayudaba un precio alto, antes de la producción masiva.

Pese a las cuestiones de los clientes, nosotros sabíamos que teníamos que hacer un proceso de educación, explicarles porqué era un componente crucial en sus equipos y en lo que se diferenciaban de los discos duros de siempre, que eran mucho más eficientes.

¿El usuario necesita un proceso de educación para dejar los HDD y pasarse a los SSD?

No creo que los discos duros vayan a morir, tienen una gran ventaja para guardar datos: son más baratos. Para muchas aplicaciones muchos usuarios necesitan una gran capacidad de almacenamiento y en ocasiones es más conveniente un disco duro. Sí es verdad que el mercado ha cambiado mucho a favor de los SSD, pero creo que los discos duros siempre van a estar ahí.

¿Cuál es el producto del que se siente más orgulloso?

Creo que es como escoger cuál de tus cinco hijos es tu favorito. Es difícil.

Estoy particularmente orgulloso de la asociación que hicimos mi socio y yo hace cuarenta años porque veníamos de la bancarrota y creamos algo que, cuarenta años después, todavía sigue intacta y no hemos tenido ningún problema. De lo más orgulloso que estoy de la compañía de la relación con mi socio.

Con un buen compañero, el camino es más fácil. Estoy muy orgulloso de cómo lo hemos hecho en estos cuarenta años.

Tienen una gran variedad de productos y divisiones, entre ellas se encuentra HyperX, ¿cuál es la importancia del gaming en el futuro de la compañía?

HyperX es la primera línea de productos de Kingston que no es un producto básico, es puramente de consumo. Elegimos hacerlo porque queríamos experimentar cómo tratar directamente con los consumidores y también con las minoristas o las tiendas online como Amazon. Elegimos un área muy espcífica: los jugadores y la industria del videojuego. Comenzamos hace 4-5 años y estamos creciendo muy bien. La comunidad gaming se ha vuelto bastante diferente a la de hace cinco años cuando los niños jugaban como locos. El gaming se ha convertido en una moda y Hollywood así lo ha reconocido. Es una forma de presentar los productos e hitos culturales a través de los videojuegos a ese segmento de población. Incluso veo a la industria de la moda haciendo algunos movimientos allí.

Al principio, pensamos que era un mercado pequeño. Dijimos que hagamos eso para aprender la mentalidad y también ver cómo hacer negocios mejor directamente con los consumidores. Ahora, cinco años después, se ve muy diferente.

Nos hemos vuelto más inteligentes, hemos tenido cierto éxito, pero también creo que tenemos mucha suerte. Nos hemos hecho un muy buen nombre en el mercado, no solo en EEUU, sino en muchos otros países. Esto es muy parecido a cuando comenzamos a construir la reputación de Kingston, por eso hacemos HyperX.

¿Cómo ve el fenómeno esports?

¿Sabes cuántos años tengo? Tengo 77 años. No tengo idea de lo que están haciendo allí. Todavía todo es muy extraño para mí. Cuando los niños más pequeños se conviertan en adolescentes, el mundo será diferente con los juegos que juegan y cómo juegan. Pero estoy seguro de que es algo emocionante.

Por último, ¿cómo ve la situación de tensión internacional entre China y EEUU?

¿Cómo se llama el presidente de España? Le propongo un cambio por Donald Trump. (Risas)