Briseida Acosta pone en alto al taekwondo mexicano en Lima

Ayer fue otro buen día para el deporte mexicano, pues a la áurea de Briseida se sumaron tres oros más

Municipiosur.com
Agencias

El llanto de felicidad de la taekwondoísta Briseida Acosta conmovida con la bandera mexicana saltó en el tatami en una espera que había sido larga para lograr el título. Así, otra sinaloense se convierte en campeona panamericana, ahora en Lima 2019, después de su paisana María del Rosario Espinoza, quien subió a lo más alto del podio en Río de Janeiro 2007.

Ayer fue otro buen día para el deporte mexicano, pues a la áurea de Briseida se sumaron tres oros más: en canotaje con Beatriz Briones en el K-1 500 metros; el relevo varonil de Duilio Carrillo y José Melchor Silva, en pentatlón moderno, y el de Patricio Font, en esquí acuático. Llevan 12 de oro, seis de plata y 14 bronces, para un total de 32 metales y seguir en el segundo lugar del medallero.

El oro de Briseida fue el único en el taekwondo de combate, que cerró el torneo con medallas de bronce, y se sumó a los títulos en la modalidad de poomsae (formas).

Campeona olímpica en su etapa juvenil y con dos preseas mundiales, la sinaloense de 26 años superó 10-5 a la colombiana Gloria Mosquera para conquistar el título en la división de más de 67 kilogramos, dejando en el trayecto a Yamitsi Carbonell, de Cuba, por 11-8, y Carolina Fernández, de Venezuela, 7-3, en la ronda inicial de los cuartos de final.

Desde que la triple medallista olímpica María del Rosario Espinoza se coronó en los Juegos Panamericanos de Río 2007 nadie había repetido y curiosamente lo hizo su paisana, la misma que la dejó fuera de la justa peruana.

Quiero hacer mi propia historia y la estoy construyendo. Este año escalé todo los podios y creo que vamos por el camino deseado para sumar puntos en la clasificación olímpica a Tokio 2020.

El taekwondo aportaría otro metal con el bronce de Carlos Sansores en más de 80 kilogramos, mientras René Lizárraga y Victoria Heredia se quedaron en el camino de sus respectivas divisiones.

La jornada del lunes para la delegación nacional comenzó con la dorada de Beatriz Briones en el K1 500 metros en el torneo de canotaje de velocidad, al cubrir la distancia en 1.52.552 minutos en la laguna de Albufera Medio Mundo.

La regiomontana obtuvo la victoria por apenas 780 milésimas de segundo sobre la canadiense Andreanne Langglois, 1.53.332, para dejar el tercer sitio a la brasileña Ana Paula Vergutz, 1.54.294.

El pentatlón moderno aportó otra presea dorada, ahora con el relevo varonil de José Melchor Silva Huerta y Duilio Carrillo González, en el último día de competencias de este deporte.