La reducción en el uso de bolsas de plástico no ha causado gran impacto en empresas productoras

Julio Escobar

Municipiosur.com

A partir del primero de agosto la tienda comercial Chedraui dejará de otorgar bolsas de plástico a sus clientes, sumándose al resto de centros comerciales que han decidido tomar estas medidas para la conservación del medio ambiente.

Dichas acciones encaminadas a la regulación del plástico de un sólo uso como el popote y las bolsa, que se ha implementado en diferentes estados de la República Mexicana no ha causado aún, gran impacto a las empresas productoras de resina.

Tal es el caso de Braskem Idesa (BI) empresa productora de polietileno de alta y baja densidad que hasta el momento mantiene su producción de aproximadamente 800 mil toneladas anuales, en un mercado de consumo de 2 millones de toneladas al año.

Sergio Plata Azpilcueta, coordinador de Relaciones Institucionales de BI explicó que estás iniciativas han afectado a las industrias dedicadas a la fabricación de estos dos productos.

Agregó las bolsas y los popotes representan sólo el 1. 5 % del total de residuos plásticos que se generan en el país.

«Derivado de lo anterior en México existe un gran potencial para el reciclaje, pero es necesario profesionalizar el acopio y crear los incentivos para que los privados inviertan en plantas de reciclaje», dijo.