Los misterios del número Pi aún sin resolver

El 14 de marzo se celebra el día de esta constante trascendente que está en todas partes

Municipiosur.com

Agencias

Otro año más llegamos al 14 de marzo. Quien le iba a decir al bueno de Larry Shaw (físico, artista y gestor de museos y exposiciones, fallecido en 2017) que aquella ocurrencia que tuvo en 1988 de relacionar los primeros dígitos de π con este día mientras trabajaba para el Exploratorium de San Francisco, iba a crecer a lo largo de todo el mundo de esta manera. En un principio simplemente tuvieron una mini-celebración entre el personal del centro, comiendo algunas tartas (pie, en inglés se pronuncia igual que π). Al año siguiente, extendieron la fiesta a todos los visitantes, y dada su aceptación, a todos los años desde entonces, incluso cuando el museo estuvo cerrado durante su mudanza. Por cierto, el Exploratorium está considerado uno de los museos de ciencia más importantes del mundo, pionero en la filosofía actual de la mayor parte de los actuales, de experimentar, observar y divertirse. En pocas palabras aprender ciencia y tecnología de un modo informal pero participativo.

La idea se extendió a lo largo del país (el congreso norteamericano declaró oficialmente en 2009 este día como Día Internacional de π) y del resto del mundo, con el objetivo más amplio de tratar de mostrar las matemáticas de un modo más accesible y divertido a partir de la excusa de que todo el mundo conoce la famosa constante ya que se introduce en los cursos más elementales de la enseñanza primaria en todo el mundo. En nuestro país, algunos profesores proponían por su cuenta diferentes actividades, hasta que hace tres años la RSME (Real Sociedad Matemática Española) y otras instituciones relacionadas con las matemáticas, decidieron sumarse a esta celebración proponiéndose montones de eventos (conferencias, concursos, y otras muchas propuestas en las que puede participarse de modo individual o por centros escolares). Paralelamente, blogs, páginas en internet, programas de radio y hasta la prensa escrita convencional han venido difundiendo aspectos relacionados con la historia, curiosidades, personajes relacionados con el número, resultados en donde aparece (que son legión), se han descrito referencias en películas y series de televisión, se han compuesto canciones, se han compuesto poemas, se han escrito relatos y hasta novelas, lo han utilizado en anuncios publicitarios, y, como no, pseudociencias y amantes de lo esotérico han tratado de sacar tajada también de esta universal popularidad. Y, en efecto, el numerito posee aspectos desconocidos, a los que, obviamente no se han asomado estos últimos porque entenderlos cuesta algo más que salir de noche con una grabadora a captar soniditos “extraños”.

Antes de nada, repasemos a modo de flash las características esenciales de π. Por definición es la relación entre la longitud de una circunferencia y su diámetro (de ahí la formula escolar L = π d, en nuestro país más difundida por L = 2πr; la razón, no lo sé con seguridad, supongo que reside en que el área del círculo es A = π r^2, y parece más lógico referir ambas fórmulas a una misma magnitud, el radio, y no una al diámetro y otra al radio). Siendo por tanto una característica relacionada con figuras con curvatura, parece lógico que π esté presente en figuras como la elipse, la cicloide, o sólidos como el cono, el cilindro, la esfera, en definitiva, todo aquello que involucre de algún modo a circunferencias y círculos. Asimismo, funciones trigonométricas (seno, coseno, tangente, etc.) en las que los ángulos se miden en radianes (un radián es la razón entre la longitud del arco que comprende una circunferencia y la longitud del radio; de nuevo aparece la circunferencia) también es lógico que incluyan a π. Cualquier fenómeno en el que aparezcan ondas (luz, sonido, calor, turbulencias, etc.) es descrito con funciones trigonométricas. Por tanto, la presencia en estos de π está garantizada. Hay por tanto pocas cosas en las que no esté esta constante. ¿Podemos pensar en alguna? ¿Quizá algo en los que sólo aparezcan líneas rectas o figuras sin curvatura alguna? Parece plausible.