Erick Ramírez Cuervo, con las “manos limpias” en la “Terminal Marítima de Pajaritos”. El “encargado” de la Gerencia General de “Pajaritos”, apenas llegó en diciembre, por lo tanto, a él no le tocaron las descaradas “raterías” de años atrás

A raíz del “escándalo nacional” que se armó con relación a los barcos que cargaban combustible en el “Muelle 5” de la “Terminal Marítima de Pajaritos”, donde supuestamente se llenaban navíos con “combustible robado”, hace algunas horas nos llegó información confiable, la cual afirma que ya están en proceso varias “investigaciones federales” para saber con precisión quienes son los actuales y ex “funcionarios federales” que se hacían los: “ciegos”, “sordos” y “mudos” en tan delicado delito que se permitía al interior de las instalaciones de la paraestatal. Lo que hoy hay que dejar en claro, es que en dicho “asunto” de “ratería”, nada tiene que ver el ingeniero Erick Ramírez Cuervo, ¿por qué Ramírez tiene las “manos limpias” en estas “pillerías” ?, por la simple y única razón que el profesionista apenas llegó en diciembre pasado como “encargado” de la gerencia general de la “Terminal Marítima de Pajaritos”, por lo tanto, “la lumbre de la FGR no lo quemará”. De acuerdo con la información que nos proporcionaron, la Fiscalía General de la República, ya investiga a varios ex empleados de la empresa petrolera, quienes, durante el sexenio pasado, es decir, en el gobierno de Enrique Peña Nieto, tenían bajo su: “control”, “cuidado” y “administración” la “Terminal Marítima de Pajaritos”. Pero no solo la “investigación” es contra “empleados de confianza” de Petróleos Mexicanos, nuestra fuente informativa, nos asegura que las pesquisas también van contra trabajadores sindicalizados, en especial contra “supervisores” y “delegados” de los muelles que se localizan en la “Terminal de Pajaritos”, quienes también se hacían los “ciegos”. Otro dato importante que nos revelaron son en el sentido que las investigaciones que hace la Fiscalía General de República, ahí donde el jefe es Alejandro Gertz Manero, también van dirigidas a “empleados federales” de la API de Coatzacoalcos, quienes por muchos años “sabían” que en el “Muelle 5” ocurrían hechos fuera de la ley. En las próximas semanas, la Fiscalía General de la República, podría librar varias órdenes de aprehensión, donde conocidos personajes que radican en Coatzacoalcos se verán envueltos en fuertes problemas judiciales.