El PRI porteño, sigue Secuestrado

DE POLÍTICAS
Por Federico Lagunes Peña

La semana pasada, aquí en este espacio, escribimos maravillas, es decir, le echamos mucha “miel política” a don Octavio Sen Ávila, quien se convirtió en el nuevo dirigente del PRI en Coatzacoalcos, sustituyendo a Matías Pacheco Cruz. Del señor Sen citamos que era un hombre que llegaba como jefe de la organización política sin ningún compromiso político, además que era un varón que no deja que ningún ser humano le pusiera la bota en su cuello. También, en el mismo artículo periodístico, citamos que el PRI de Coatzacoalcos, ¡por fin!, en efecto, se liberaba del “secuestro político” que por años cometió don Carlos Manuel Vasconcelos Guevara, líder regional de la CTM. ¡Señores!, nos equivocamos al escribir cosas muy bonitas de don Octavio. El pasado fin de semana quedó 100% demostrado y comprobado que el PRI en Coatzacoalcos sigue bajo el total y brutal “dominio político” de don Carlos Manuel. Toda la logística política que se armó en el edificio de Ignacio de la Llave y Galeana, para tomarle la protesta a Sen Ávila, fue controlada por la gente de Vasconcelos. ¿Conque hay que quedarnos con el acto político que se dio en el inmueble del PRI porteño?, sencillo: 1.-Que Octavio Sen Ávila, es gente de Vasconcelos, por lo tanto, en la dirigencia del PRI solo será un “títere político”, así igualito como lo fue don Matías Pacheco Cruz. 2.-Carlos Manuel Vasconcelos, continuará controlando el “destino político” de la organización política, por lo tanto, el dirigente obrero, seguirá controlando las cinco primeras candidatura del PRI en la planilla para el futuro Ayuntamiento de Coatzacoalcos. 3.-En lo que hace a Sheyla Jara Jaramillo, quien fue la única socia del PRI que se manifestó contra la imposición de Octavio Sen, de ella solo podemos citar que es una mujer valiente y guerrera. La forma de manifestarse de Sheyla, y que lo anterior se escuche lejos, la instalan como una mujer comprometida con su instituto político. Ojala, aquí en Coatzacoalcos, al interior del PRI, hubiera más Sheylas. La joven Jara Jaramillo, no debe de sentirse desalentada por las agresiones que sufrió en el edificio del PRI por parte de la gente de Vasconcelos Guevara, ¡por supuesto que no!, al contrario, a Sheyla solo se le puede decir que así es como nacen y se fortalecen los grandes “liderazgos políticos”. El pasado fin de semana Sheyla, demostró con hechos reales que es una auténtica “líder política”, por lo tanto, debe de continuar con su “voz crítica” al interior de su partido político. El dato duro: 1.-En todos y cada uno de los hechos políticos bochornosos que se dieron con la llegada de Octavio Sen Ávila, pues lo que quedó claro, es que los priistas porteños se pelearon a un “muerto”, ¡efectivamente!, Octavio y Sheyla, se pelearon a un PRI 100% fallecido en Coatzacoalcos, el cual ya apesta muy feo, por lo que no se duda que en las elecciones del próximo año, será enterrado en definitiva. Hoy en día el PRI en el puerto, está más dividido que nunca, por lo tanto, no se duda ni tantito, que los pocos socios que le quedan “den un paso al costado”. Insistimos, Octavio Sen Ávila, representa los “intereses políticos” de Carlos Manuel Vasconcelos Guevara en el PRI de Coatzacoalcos. De lo anterior que no exista la menor duda. Fin del comunicado. Comentarios. Federico.lagunes@hotmail.com Tel: 9211353044.

Be the first to comment

Deja un comentario