“No hay que ser cuenta chiles” con Andrés Manuel López Obrador. Las “cuatro corcholatas” no deben de dejar solo al Presidente de la República en los embates que hoy en día recibe de los “conservadores”. Adán Augusto López, Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, tienen la obligación de hacerles un llamado a sus “seguidores” para que hagan a un lado sus “guerritas” y “fuego Amigo”, donde todos los días se lastiman y se mientan la madre. En Veracruz, todos los que aspiran a la candidatura de MORENA a la gubernatura, tienen que encontrar un punto de acuerdo de “unidad”. Se deben de poner de acuerdo: Rocío Nahle García; Cuitláhuac García Jiménez, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, Sergio Gutiérrez Luna, Eric Cisneros Burgos y Zenyazen Escobar García, Secretario de Educación

Hace algunas horas don Andrés Manuel López Obrador, dijo que no le preocupa que un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación haya bloqueado el “Plan B” para aplicar la Reforma Electoral, donde entre los puntos centrales estaba quitarle los abusivos beneficios que reciben los funcionarios del Instituto Nacional Electoral. El Presidente de la República, en su “Conferencia Mañanera”, afirmó que en las elecciones del 2024, de nueva cuenta, su movimiento político, les van a ganar a los “conservadores”, e hizo un llamado al pueblo a no darles un solo voto a los que hoy se oponen a la transformación del país. Las palabras de don Andrés Manuel deben de “resonar” al interior de las mentes de todos los socios de MORENA y la Cuarta Transformación, ¿por qué?, para que de una vez por todas dejen sus “guerritas” y “fuego amigo” entre ellos mismos, y busquen un punto de unidad para unirse a la lucha política que encabeza López Obrador. Hoy en día los “aspirantes” relevar en el cargo al hombre de Tabasco, y aquí hay que citar los nombres de: Adán Augusto López Hernández, Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, desde hace muchísimo tiempo se traen una perversa “guerra política”, donde los “operadores” de cuatro actores de la 4T, en efecto, se dan con todo, es decir, se rompen su “mandarina”, un día sí y al otro también. Si bien es cierto que a don Andrés Manuel todavía le da para hacer ganar a cualquiera de sus cuatro “corcholatas”, como él las bautizo, pues hoy más que nunca, luego de los últimos descalabros políticos y legales que ha sufrido la Cuarta Transformación, a los de MORENA, y que lo anterior se escuche lejos, no les queda de otra más que hacer a un lado sus “odios”, “rencores” y “envidias”, para unirse y defender de frente el proyecto de nación del Presidente de la República. Los socios de MORENA, y aquí hablamos de las mujeres y hombres poderosos e influyentes, ya deben de frenarle a su desmadre de estarse “madreando” entre ellos mismos. Hoy lo que, más necesita don Andrés Manuel, es que existe “unidad” entre los principales actores de la Cuarta Transformación. El dato duro: 1.-Aquí en Veracruz, en lo que hace a MORENA-4T, todo mundo anda a la greña. Los pleitos se dan a nivel estado y municipal, y todo porque los “guindas” de Veracruz tienen a diferentes “gallos” para la futura candidatura de MORENA a la gubernatura de Veracruz. Lo que hoy urge es que se dé una “tregua política” entre las “corcholatas veracruzanas”, pero sobre todo entre sus “seguidores”, pues no hay día en que no se mienten la madre, y todo por la disputa del futuro “poder político”. La “tregua política” y si es posible una honesta “reconciliación” es la que se debe de dar entre las “corrientes políticas” que encabezan en Veracruz: Rocío Nahle García, Ministra de Energía; Cuitláhuac García Jiménez, Gobernador de Veracruz; Manuel Huerta Ladrón de Guevara, Delegado del Gobierno Federal en Veracruz; Sergio Gutiérrez Luna, diputado federal de la 4T; Eric Cisneros Burgos, Secretario de Gobierno y Zenyazen Escobar García, Secretario de Educación, por tan solo citar a los personajes que en verdad tienen la posibilidad de lograr la candidatura a la gubernatura. La “tregua” y “reconciliación”, si se da, debe de permear entre sus “seguidores” para dejar de estarse madreando todos los días. “Alguien” de los citados debe de dar el primer paso para buscar la unidad total, y de esa forma mandarle el mensaje a don Andrés Manuel López Obrador que en Veracruz no hay “cuarteaduras políticas” en su proyecto de nación. Que todos están con él para las que sea. Fin del comunicado. “No hay hilos, no hay alambres”. (Artículo escrito por Federico Lagunes Peña).

Be the first to comment

Deja un comentario