Ser mujer trans en Veracruz es enfrentarte a la discriminación laboral, social y de salud. El sistema no los deja avanzar profesionalmente. Crímenes de odio

Agencias

Municipiosur.com

Ser mujer trans en Veracruz es enfrentarte a la discriminación laboral, social y de salud; es ser parte de la sociedad, pero al mismo tiempo luchar contra un sistema que no deja que puedas avanzar profesionalmente, que estigmatiza y, en ocasiones, puede llegar a matarte, dice Vianey Yefry, presidenta de la asociación civil Movimiento de Inclusión Trans (Movit). La Encuesta Nacional sobre Diversidad Sexual y de Género (ENDISEG) 2021 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), indica que en el país hay 316 mil 258 personas que se identifican como transgénero o transexual, de esta cantidad solamente cinco por ciento logra tener un trabajo con prestaciones y bien remunerado, asegura la activista trans Vianey Yefry. Aunque Vianey asegura que en la actualidad, en el estado de Veracruz, hay cambios en leyes que los benefician, como el cambio de identidad de género y el matrimonio igualitario, aún existe una deuda importante en cuanto a salud y trabajo. La asociación civil Movit, busca que estas situaciones, que a diario viven las mujeres y personas trans, cambien. En noviembre de 2022 conformaron Movit con la finalidad de dar cursos y talleres para que este sector de la sociedad aprenda un oficio. Iniciaron con el primer curso de colorimetría donde asistieron no solo personas trans, sino toda la comunidad LGBT+. “Queremos que nos vean como personas que queremos trabajar, que queremos progresar, que podemos estar en cualquier labor, no nada más como estilistas o chicas que se prostituyen, también tenemos el derecho de desempeñar cualquier ámbito laboral”, agregó. A la discriminación laboral se suma la falta de tratamientos hormonales que puedan orientar a las personas que deciden hacer su transición de forma segura, con la finalidad de no arriesgar su salud al inyectar o tomar tratamientos que no son adecuados para su cuerpo. Las personas que deciden hacer su transición deben de buscar por sus propios medios un endocrinólogo para asesorarse y así comenzar su cambio, otros, en cambio, no tienen la misma posibilidad para conseguirlos, por lo que se autorrecetan, afirmó Vianey. Mujeres trans, las víctimas más frecuentes de crímenes de odio La brecha laboral orilla a muchas mujeres trans a buscar trabajos que ponen en peligro su vida e integridad, como el trabajo sexual, de acuerdo con la activista trans y defensora de derechos humanos LGBT+, Jazz Bustamante, la mayoría de crímenes de odio que se cometen son con las mujeres trans trabajadoras sexuales. Uno de los casos más recientes de crimen de odio que se cometió en Veracruz fue el pasado 18 de enero, el cuerpo de Denisse, una mujer trans, de 29 años, fue encontrado durante la madrugada de ese día desangrándose en la zona de mercados de la ciudad de Veracruz, presuntamente dos hombres la atacaron a golpes hasta causarle la muerte. Denisse forma parte de una estadística más en crímenes de odio hacia personas de la comunidad LGBT+ y a los transfeminicidios. (Con información de La Silla Rota).

Be the first to comment

Deja un comentario