No tienen luz eléctrica en la calle Boya del fraccionamiento Puerto Esmeralda. Los vecinos citan que la CFE no les respeta un amparo federal que tienen

Por Elizabeth Aviña

Municipiosur.com

Vecinos de la calle Boya del fraccionamiento Puerto Esmeralda, llevan 3 semanas sin energía eléctrica en sus hogares y han sido amedrentados por personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pues pese a tener un amparo federal para ser reconectados, la empresa se niega a darles el servicio por no contar con medidores. Los afectados relataron que esa calle no está municipalizada y por ello no tienen medidor desde hace varios años, sin embargo, en la búsqueda de estar en regla, la CFE los desconectó y multó con sumas de hasta 50 mil pesos. “Hemos sido víctimas de atropello por parte de la Comisión Federal de Electricidad, hace aproximadamente más de dos semanas personal de la CFE arribó a nuestros domicilios a cortar el suministro eléctrico de nuestras viviendas dejándonos en completo estado de indefensión, niños, jóvenes y personas de la tercera edad que están sufriendo por la arbitrariedad de CFE por lo que aproximadamente más de 10 vecinos instauramos un amparo indirecto para que el juez nos restituyera la privación de nuestro derecho. Con fecha 24 de noviembre el juez dictó un auto provisional para concedernos el amparo y en fecha 30 de noviembre se dictó un auto definitivo para que de manera inmediata CFE reconectara el suministro de luz. Por lo cual nos hemos acercado a la empresa a través de nuestros abogados para dialogar y ser restablecidos con el servicio, pero la respuesta ha sido omisa y completamente negativa por su parte diciéndonos que no les importa que el juez los multe y que no proceden a reconectar el servicio”, informaron los agraviados. Verónica Aurora Reyes Martínez, vecina del lugar, indicó que pese a que varios vecinos han acudido a las oficinas no les atienden. “Nos dieron un folio que supuestamente en 24 horas nos harían la reconexión y es la hora que no nos resuelven”, mencionó. Señaló que José Salvador Hernández Reyes, del área jurídica los trató de forma prepotente al mencionarle la suspensión del juez, aunado a que ha llegado a la colonia a amenazar a los vecinos. La vecina indicó que ellos no se niegan a pagar los ajustes para regularizarse, sin embargo, pidió que estos sean justos pues las cantidades son muy elevadas. Justo al momento de platicar con la prensa, José Salvador, trabajador de CFE arribó al punto y fue encarado por los vecinos y únicamente contestó de manera prepotente ante los cuestionamientos. “Vayan a las oficinas allá les van a aclarar, pero no es conmigo, yo no llevó eso. Todo lo que tengan que aclarar vayan a las oficinas. Yo no voy a hablar”, agregó. Por esta situación los vecinos arremetieron con manifestarse en las instalaciones de CFE para exigir ser atendidos y una solución pues están desesperados por la falta de energía en sus hogares.

Be the first to comment

Deja un comentario