La “guerra sucia” contra Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard, solo tiene un “objetivo político”, y este no es otro más que obligarlos a que se salgan de MORENA. Los “rivales políticos” del Senador y Secretario de Relaciones Exteriores, solo tiene como meta, evitar que hagan una buena “negociación política”, con Andrés Manuel y con el futuro candidato de MORENA a la Presidencia de la República. Los “rivales políticos” de Ricardo y Marcelo, se quieren quedar con los “huesitos con carnita” que les van a tocar en la “negociación”. Lo que hoy hay que dar como un hecho, tomando como argumento que en la política, “no hay burros tontos para la alfalfa”, es que Monreal y Ebrard, no se van a salir de la 4T

Terrible lo que hoy en día pasa al interior de MORENA. La “guerra sucia” de Layda Sansores, gobernadora de Campeche, contra Ricardo Monreal, Senador de la República, es en verdad salvaje, sin piedad La verdad que la madriza, que un día sí, y al otro también, le acomoda doña Layda a don Ricardo, es innecesaria, y lo es por el simple hecho que Monreal no se va a salir de MORENA, eso nunca pasará, pues como ya lo comentamos, el Senador de la República, en efecto, no es tonto como para estar fuera del poder durante siete años, (2023-2030), y dejar de lado los sabrosos beneficios políticos y administrativos que da a “manos llenas” la Cuarta Transformación. Tampoco se saldrá de MORENA don Marcelo Ebrard si no gana la encuesta para la candidatura a la Presidencia de la República. Tanto Monreal y Ebrard, se mantendrán al interior del “movimiento político” que encabeza Andrés Manuel López Obrador. ¿A dónde queremos llegar con el presente comentario?, a un solo punto: 1.-Quienes están dedicados a “fastidiar” a Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard, no les “preocupa” que uno de ellos sea el candidato a la Presidencia de la República. Y lo anterior lo saben porque el simple hecho que AMLO solo tiene dos “planes políticos”. El “Plan A” que es con doña Claudia Sheinbaum y el “Plan B” que es como don Adán Augusto López Hernández. El principal “objetivo político” de los “golpeadores”, como Layda, es sacar de MORENA y la Cuarta Transformación a Monreal y Ebrard, para que no lleguen a una “negociación”, primero con López Obrador y segundo con el futuro candidato de MORENA a la Presidencia de la República. Entra más “huesitos con carnita” tengan los “golpeadores” para el futuro inmediato, es mejor para ellos. Los “golpeadores guindas”, es decir los “rivales políticos” de Marcelo y Ricardo, quieren “eliminar” al Senador de la República y al Secretario de Relaciones Exteriores para que las jugosas “chuletas políticas” que les toque en la “negociación”, no sean para ellos, si no para los que hoy están dedicados a “madrear” en forma: abierta, descarada y de frente. Aquí en este espacio, desde hace bastantito tiempo, hemos comentado, que don Andrés Manuel no les tiene “confianza” a Marcelo y a Ricardo para dejarles en sus manos la consolidación de su proyecto de nación. AMLO, a los que si les tiene “confianza” para que continúen con su “obra política” es a doña Claudia y a don Adán Augusto. Lo anterior, todo México lo sabe. No se necesitamos ser muy inteligentes para que uno se dé cuenta por donde “late con fuerza” el “corazón político” del Presidente de la República. ¿Qué es lo que podemos confirmar el día de hoy?, solo una cosa, y lo repetimos, Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard, no se van a salir de MORENA, pues hacerlo es estar en la “banca política” por siete años. Ebrard y Monreal, no se van a salir de la 4T, pues ellos tienen en sus manos los números reales, donde está confirmado que MORENA, ganará la Presidencia de la República del 2024. Entonces, el “golpeteo” contra ambos personajes, no es porque en verdad tengan grandes oportunidades de quedarse con la nominación presidencial, ¡claro que no!, las “madrizas” que hoy reciben, es para ver si sus “rivales políticos” los hacen salirse de MORENA y así existan más “huesitos con carnita” para los que hoy golpean en forma “sucia”. Fin del comunicado. “En esta vida se puede ser cochino, pero nunca trompudo”. (Artículo escrito por Federico Lagunes Peña).

Be the first to comment

Deja un comentario