Primeros detalles sobre la segunda boda de Jennifer Lopez y Ben Affleck

Agencia

Municipiosur.com

A las 19:56 horas (tiempo local) informan insiders en la boda de Bennifer 2.0, la ceremonia que celebró el coach de las estrellas Jay Shetty llegó a su final. La emocionada pareja, enfrente de sus 150 invitados (supimos gracias a los documentos del Departamento de Recursos Naturales, división de Cumplimiento de la Ley), selló sus votos con un romántico beso.

«La ceremonia concluyó… con un beso» de Jennifer Lopez y Ben Affleck, contó una fuente. Como estaba planeado, un despliegue de fuegos artificiales iluminó la calurosa noche en Savannah, Georgia, en los espacios elegidos en la finca de 35 hectáreas en la que en este momento tiene lugar la fiesta.

Precavidos para cuidar la velada, la pareja pidió que un camión de bomberos llegara a la propiedad de Affleck antes del encendido de los fuegos artificiales. La información ha surgido a cuentagotas debido al permiso que restringe a cuatro kilómetros los sobrevuelos de drones y helicópteros.

También están siendo patrullados los accesos por las vías fluviales. Antes de ingresar, se dice que los invitados debían detenerse frente a grandes puertas instaladas exprofeso, en las que sus nombres eran checados en varias ocasiones y se tenía a la policía local lista para evitar que alguien que no estuviera registrado ingresara al evento.

Los invitados de alto nivel fueron trasladados en varios servicios, el más romántico fue una serie de tranvías blancos, que forman parte de una compañía de tours que ofrece recorridos libres por la ciudad (a un costo de 745 pesos mexicanos), que avanzaron en hilera.

También hubo camionetas tipo Suburban negras, así como vagonetas, mientras que otros guests llegaron en sus propios coches. Todos eran detenidos y una vez que se confirmaba su nombre en la master production schedule recibían el «ok» para poder ingresar a la Riceboro estate.

En la calles de Savannah, el mood de los locales era menos relajado y festivo, casi de frustración por la masiva llegada de periodistas, camarógrafos y fotógrafos a los que advirtieron que moverían sus autos si los dejaban cerca de sus entradas, todo muy distinto a lo que sucedía en la finca.

Una filtración de imágenes en TMZ nos permitió ver que el ajuar elegido por JLo fue un Ralph Lauren couture gown, made in Italia, en blanco roto, corte sirena, de cuello chimenea, mangas tipo globo, escote nude y holanes que se extendían hasta una larga cauda circular. Su velo de tul mide aproximadamente seis metros.

La boda tuvo una temática white, todos los invitados observaron ese dress code, y el único que se diferenciaba era Ben, quien usó un tuxedo con pantalón negro, tal y como en su boda low profile en Vegas. La pareja fue seguida en el pasillo después de la ceremonia por amigos y familiares, incluidos sus hijos de diferentes matrimonios.

Junto a Affleck estaban sus tres hijos de su matrimonio con Jennifer Garner, Violet, 16, Seraphina, 13, y Sam, 11. Y junto a JLo estaban sus gemelos, Emme y Max, 14, que tuvo con Marc Anthony. Tras 20 años, luego de salir y comprometerse —para luego cancelar la boda en otoño de 2003— llegaron al altar hoy.

Entre los invitados estuvieron Matt Damon con su esposa Luciana Barroso; el director Kevin Smith y su pareja Jennifer Schwalbach, así como el actor Jason Mewes. La ausencia notable fue el hermano menor de Ben, Casey, de 47 años, quien dijo que tuvo que perderse la boda debido a «otras obligaciones».

Después de la ceremonia, Affleck y Lopez caminaron con sus invitados hacia la Oyster House, donde se celebró la recepción. Los arreglos florales que adornaban el área también eran blancos; lo impoluto del ambiente contrastó con una cena más informal para después de la boda.

En el menú hubo chuletas de cerdo fritas, arroz y verduras (platillo de Puerto Rico, de donde es la familia de JLo), junto con otras delicias de barbacue, en un clima de 31 grados centígrados. Hubo pollo asado al horno y macarrones con queso, así es como la pareja adoptó la cocina sureña. A los invitados les dieron barriles de Jack Daniels.

Con información de: Quién

Be the first to comment

Deja un comentario