Buscaran recuperar un meteorito que cayó al mar con un imán gigante

Agencia

Municipiosur.com

Astrónomos de la Universidad de Harvard, planean llevar a cabo un viaje para «pescar» el meteorito de otro sistema estelar que se estrelló en el Océano Pacífico en enero de 2014 con una energía similar a la de 110 toneladas métricas de dinamita.

El equipo coordinado por Amir Siraj, quien dirigió un estudio previo señalando el origen interestelar del objeto, ahora espera encontrar fragmentos del meteorito, que lleva el nombre de CNEOS 2014-01-08. Esto representaría, según el astrofísico, «el primer contacto que la humanidad haya tenido con material más grande que el polvo de más allá del sistema solar».

El objeto fue clasificado como de origen interestelar por el propio Siraj en un estudio de 2019, donde se apuntaba que había un 99.99% de confianza de ese resultado, pero hasta mayo de 2022 se pudo confirmar gracias a documentos liberados por el Comando Espacial de los Estados Unidos, donde varios datos se habían marcado como «clasificados».

De acuerdo con Siraj, el objeto de 0.5 metros de ancho golpeó la atmósfera a unos 160 kilómetros por hora de la costa de Papúa Nueva Guinea durante la noche, con aproximadamente el 1% de la energía de la bomba de Hiroshima, indica Xataka.

Así es como quieren «pescar» restos del meteorito

En un nuevo documento publicado en el servicio de impresión ArXiv y que no ha sido revisado por pares, Siraj detalla cómo busca recuperar el fragmento del meteorito mediante el «Proyecto Galileo».

Este plan se haría con una expedición de 1.6 millones de dólares para bajar un imán del tamaño de una cama king size en la localizción del descanso proyectado del meteorito, aproximadamente a 300 kilómetros al norte de la isla Manus en el Mar de Bismarck, en el suroeste del Océano Pacífico.

Siraj detalla que CNEOS 2014-01-08 superó la resistencia del material de un meteorito de hierro típico, por lo que a diferencia del promedio, que contienen una cantidad de hierro suficiente como para pegarse a un imán, es bastante probable que sus fragmentos sean ferromagnéticos.

El barco del proyecto saldría de Papúa Nueva Guinea, y remolcaría el imán a lo largo del lecho marino durante 10 días en una zona de alrededor 100 kilómetros cuadrados, con el objetivo de recuperar pequeños fragmentos del meteorito, de solo 0.1 mm de ancho.

Hasta ahora el proyecto no está listo para partir, pues a pesar de ya tener comprometidos 500 mil dólares, todavía se necesitan otros 1.1 millones para concretar la expedición, según Siraj.

Con información de: El Imparcial

Be the first to comment

Deja un comentario