Un cerebro humano sano puede alcanzar temperaturas más altas de lo esperado

Agencia

Municipiosur.com

Un estudio por investigadores del Laboratorio de Biología Molecular del Consejo de Investigación Médica de Cambridge (Reino Unido), elaboró el primer mapa en 4D de la temperatura del cerebro humano sano, descubriendo que este órgano llega a temperaturas superiores a las que se pensaban.

Según detallan los expertos en su más reciente investigación, publicada este lunes en la revista Brain, estudios anteriores sobre la temperatura del cerebro humano tomaban sus datos en pacientes con lesiones cerebrales en cuidados intensivos; sin embargo, otra técnica de escaneo cerebral, conocida como espectroscopia por resonancia magnética (MRS), permitió a los investigadores medir cómo el «reloj corporal» de cada persona influye en las variaciones de la temperatura cerebral durante el día.

Luego de tomar la temperatura de 40 voluntarios, en un rango de edad entre los 20 y 40 años, tres veces al día y monitorear sus actividades, los científicos pudieron encontrar que en los participantes sanos la temperatura media del cerebro es de 38,5 °C.

La medida va cambiando según: la hora del día, la región del órgano, el sexo, así como la edad y las actividades del día a día. En este sentido, detallan, mientras que la superficie cerebral presenta temperaturas más bajas, las estructuras profundas estaban con frecuencia por encima de los 40 °C, siendo los cerebros de las mujeres los que registraron las temperaturas más altas, indica RT.

También, los análisis dejaron ver que la temperatura del cerebro tiene una variación consistente a lo largo del día de casi 1° C, alcanzando su pico por la tarde. Advirtieron que la capacidad del cerebro para enfriarse puede deteriorarse con la edad.

Los expertod agregan que «la presencia de ciclos diarios de la temperatura cerebral está fuertemente correlacionada con la supervivencia». Del mismo modo, esperan que a partir de su investigación se puedan desarrollar nuevos métodos para mejorar el pronóstico y el tratamiento de las lesiones en este órgano.

Con información de: El Imparcial

Be the first to comment

Deja un comentario