Carmen, la única mujer mariachi en el puerto. Pertenece al emblemático mariachi “Puerto México”

Por Fluvio César Martínez

Municipiosur.com

Carmen porta un traje negro adornado con un moño rojo; su cabello lo recoge en forma de cebolla. Su voz y su sonrisa sobresalen entre un grupo de seis hombres. Ella es la violinista del mariachi “Puerto México”, la única artista de este tipo en todo Coatzacoalcos. Desde hace doce años encontró en las cuerdas y el arco una forma de vida al aprender a ejecutar correctamente el violín; y no era para menos, pues Carmen, de 25 años, proviene de una familia de músicos y mariachis. “Mi papá me crío en el mariachi junto a mis hermanos, pues somos de una familia de músicos y a mí lo que más me gusto fue tocar el violín, por lo que estudié y traté de hacerlo bien”, expresa la joven. Su traje de escaramuza está compuesto por una falda negra de gala, una camisa blanca que va cubierta con un saco y unos botines negros que resaltan su talento y entusiasmo. Tras perfeccionar su talento y tocar en agrupaciones de Tampico, Tamaulipas, decidió regresar a su natal Coatzacoalcos, donde familiares y amigos la invitaron a formar parte de esta agrupación regional mexicana, por lo que no dudó en integrarse. Después de algunos días de práctica y gracias a su atinado oído y talento, ya comparte presentaciones a lado de seis hombres que la ayudan en todo momento. Tres violines, un bandolón y dos trompetas se combinan para alegrar los corazones de las personas El mariachi “Puerto México” tiene más de tres décadas cantando y tocando en fiestas, celebraciones, eventos públicos y privados como pedidas de mano en Coatzacoalcos y en la región sur de Veracruz. Actualmente, son siete los integrantes, incluyendo a Carmen: tres violinistas, dos trompetistas y un guitarrista, las interpretaciones se las turnan dependiendo la canción, mientras el resto hace coros. Hace algunas horas, el mariachi “Puerto México” amenizó una boda en el ayuntamiento de Coatzacoalcos, donde se escucharon temas como: amor eterno, gema, hermoso cariño, sabes una cosa, entre otras piezas donde el violín de Carmen nunca dejó de sonar. “Ser mujer mariachi es lo mejor que me ha pasado” A pesar de llevar poco tiempo con el mariachi “Puerto México”, Carmen asegura sentirse muy contenta pues le han dado muy buen trato. “Es de mi familia y la convivencia se siente muy bien, porque ellos me han dado un buen trato desde que llegue”, dice Carmen. La camaradería y buen trato cada día le dan más confianza, y disfruta cada una de las interpretaciones; asegura que, mientras se lo permitan, acudirá a cada una de las presentaciones. Ser mujer mariachi es lo mejor que me ha pasado, para mi es bonito porque la gente se sorprende verme de mariachi y se siente muy bien”, finaliza y se retira para seguir tocando.

Be the first to comment

Deja un comentario