Descubren la existencia de vida marina dentro de cueva en la Antártida

Agencia

Municipiosur.com

Un equipo de científicos de Nueva Zelanda ha localizado enjambres de pequeñas criaturas parecidas a camarones debajo de una enorme plataforma de hielo antártico, en una caverna similar a una catedral de muchos metros de altura.

El grupo de investigadores se encontraba estudiando un presunto estuario bajo el hielo, a cientos de kilómetros del borde de la plataforma de hielo de Ross, una gran masa de hielo de la Antártida, para ver qué papel desempeña en el deshielo inducido por el clima. Cuando perforaron el hielo y se adentraron en el río, su cámara se vio inundada por decenas de pequeños anfípodos, un tipo de animal de la misma familia que las langostas, cangrejos y ácaros.

«Durante un tiempo, pensamos que algo andaba mal con la cámara, pero cuando mejoró el enfoque, notamos un enjambre de artrópodos de alrededor de 5 milímetros de tamaño», comentó en un comunicado Craig Stevens, oceanógrafo físico del Instituto Nacional de Agua y Atmósfera (Niwa).

El fin de la investigación era el cambio climático local, pero el descubrimiento fue altamente valorado por la expedición, explicó Stevens. «Estábamos saltando de alegría, porque tener todos esos animales nadando alrededor de nuestro equipo significa que claramente hay un ecosistema importante allí», añadió.

El estuario fue encontrado en un primer momento por el líder del proyecto, Huw Horgan, de la Universidad Te Herenga Waka Victoria de Wellington, después de observar un surco en el hielo mientras estudiaba imágenes obtenidas por satélite de la barrera de hielo de Ross.

Si los investigadores conocían sobre la existencia de una red de lagos y de ríos de agua dulce ocultos que fluyen bajo las capas de hielo de la Antártida, pero aún no se habían estudiado de manera directa, indica Horgan.

También, dijo que dejaron instrumentos en el río para observar el flujo de agua, la temperatura y la presión, mientras los investigadores de laboratorio averiguan qué hace que el agua sea única, indica RT.

Los hallazgos del equipo fueron más allá, cuando sus equipos detectaron un cambio de presión significativo tras la erupción del volcán tongano Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai y el tsunami atravesó la cavidad.

A Stevens estos efectos le recuerdan lo conectado que está el planeta. «Aquí estamos, en un rincón olvidado del mundo, viendo influencias en tiempo real de eventos que se sintieron a mundos de distancia. Fue bastante notable», expresó.

Con información de: El Imparcial

Be the first to comment

Deja un comentario