Manuel Velasco Coello, el “Nalgas Prontas”. Al Senador del Partido Verde, nunca, Adán Augusto, le dijo que hablará con Alejandro Moreno, líder nacional del PRI para que apoyará la Reforma Eléctrica. Manuel “se fue por la libre”. Velasco intentó ponerse una “estrellita” en la frente para recuperar la confianza que tiene perdida con AMLO, pero su maquiavélico “juego político” le salió mal. Andrés Manuel saco de su “agenda política” a Velasco por la “marranada” que le hizo al mandar a grabar a su hermano Pio. Ahora, Manuel Velasco, ha perdido a don Adán Augusto, el único “puente político” que tenía con el gobierno federal. Velasco hizo una guardia política ajena que no le correspondía, y todo por sentirse lo que no es, muy “chingón”

hace algunas horas el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que tiene bastante tiempo que no se reúne con Manuel Velasco Cuello, Senador de la República por el Partido Verde. Lo anterior lo expuso el Jefe del Ejecutivo Federal luego que Alejandro Moreno Cárdenas, líder nacional del PRI, diera a conocer un audio donde su “hermano”, es decir, el señor Velasco, lo ponía al tanto de un presunto “apriete” que le daría el gobierno federal si no apoyaba la “Reforma Eléctrica”. ¿Saben porque don Andrés Manuel alejo de su agenda a Manuel Velasco?, por la simple y sencilla razón que él fue el principal artífice para que David León Romero, ex titular de Protección Civil, grabará a su hermano Pio donde recibía dinero de parte de David León. Ningún ser humano, en su sano juicio, va a permitir que una persona lastime a sus familia, por lo tanto, don Andrés Manuel, “pintó su raya” con el ex gobernador de Chiapas, “a quien no puede ver, ni en pintura” por la “marranada política” que les hizo. Hoy de nuevo, Manuel Velasco Coello, vuelve a ser protagonista de un nuevo escándalo nacional con un audio entre él y Alejandro Moreno. Para lo anterior, hace algunas horas, nuestra fuente en Palacio Nacional nos dio algunos valiosos datos que hoy vamos a relevar: 1.-En primer lugar, Adán Augusto López Hernández, Secretario de Gobernación, nunca agarró de “puente político” o “paloma mensajera” a Velasco. Manuel, en un encuentro previo que tuvo con Adán Augusto, donde se habló de la “Reforma Eléctrica”, días previos a la votación, intuyo, que algo se estaba planeando para conseguir los votos suficientes para que se aprobará la “Reforma Eléctrica”. Manuel Velasco, él solito se fue de “nalgas prontas” con Alejandro, y esto quiere decir, que salió de él, y solo de él, el comentarle al Secretario de Gobernación que hablaría con Alejandro Moreno para convencerlo para que apoyara la “Reforma Eléctrica”. Adán Augusto, en ningún momento le dijo a Manuel que hablara con Alejandro. Fue el Senador del PVEM, al sentirse muy “controlador” de la mente del dirigente nacional del PRI, quien fraguo todo, pues pensó que si “convencía” a Moreno Cárdenas, se pondría una “estrellita” en la frente, para así recuperar, de nuevo, la confianza del Presidente de la República. Manuel Velasco Coello, hizo una “guardia política ajena” que no le correspondía, y al final quedo como “chismoso” y de nuevo, en efecto, como “desleal”. ¡Señores!, don Andrés Manuel López Obrador y don Augusto López Hernández, no son tontos, y no van para allá. El Presidente de la República y el Secretario de Gobernación, desde que exploto el escándalo de los videos David Romero León, saben perfectamente que Manuel Velasco Coello, es quien orquesto las grabaciones con sus antiguos jefes políticos del PRI, por lo tanto, ya conociendo la “deslealtad” de Manuel, pues no le iban a dar la “misión política” para que fuera el “gran negociador” con Alejandro Moreno. El señor Velasco Coello se quiso pasar de vivo, y las cosas le salieron bastante mal. ¿Qué es lo que queda claro de todo este nuevo escándalo?, algo muy simple, que Manuel Velasco Coello, por andar de “nalgas prontas” con Alejandro Moreno, ha dejado de ser “hermano” de don Adán Augusto López Hernández. Manuel Velasco, desde hace mucho tiempo perdió la confianza de don Andrés Manuel y ahora perdió la confianza y amistad de Adán Augusto. Así de simple, y todo, “por hacer guardias políticas que no le correspondían”. Fin del comunicado. (Artículo escrito por Federico Lagunes Peña. Coatzacoalcos, Ver. Tel: 9211353044)

Be the first to comment

Deja un comentario