Por las desaparecidas

Punto de Vista
Filiberto Vargas Rodríguez
Prefacio.
De las seis acepciones que plantea la Real Academia Española (RAE) para el término “mentira”, las dos primeras encajan para explicar lo sucedido con las medicinas que –esto es verdad y hasta el gobierno estatal lo ha admitido- se mantienen guardadas en bodegas. *** En primer lugar, la RAE se refiere a “mentira” como “expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se piensa o se siente”. *** La segunda acepción refiere: “Cosa que no es verdad”. *** El secretario de gobierno de Veracruz, Eric Cisneros Burgos, no considera que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) haya mentido, sólo que “le faltó información” cuando denunció que existen medicamentos oncológicos que están a punto de caducar en almacenes del gobierno de Veracruz. *** Las autoridades del Insabi se comprometieron con madres de niños con cáncer de esta entidad a llevar a cabo auditorías para conocer el destino final de los medicamentos oncológicos que eran enviados al estado de Veracruz. *** Los resultados de esas auditorías mostraron que había una mala distribución y que 884 mil piezas de medicamentos con una caducidad menor a nueve meses, seguían en las bodegas del gobierno estatal. *** Todo eso, sin embargo, no es otra cosa que “especulación” (“operación comercial que se practica con mercancías, valores o efectos públicos, con ánimo de obtener lucro”, según la RAE). *** “Lo primero que tenemos que hacer es evitar especulaciones; se decía que había caducado y no es así”. *** En realidad nunca se dijo tal cosa, sino que estaba cercana su caducidad. *** – ¿Está mintiendo el Insabi? – No es que esté mintiendo: quizá le ha hecho falta información.


Había guardado prudente silencio durante varias semanas, pero no pudo soportar más la ausencia mediática, y desde el fin de semana el secretario de Gobierno, Éric Cisneros Burgos, ha retomado su protagonismo, esa manía por opinar de todo y de anteponer a cada crítica, su palabra… como si ella valiera tanto.
Como muy pocas veces sucede, un numeroso contingente de habitantes de la ciudad de Cardel decidió, desde el fin de semana, tomar las carreteras, la caseta de peaje y hasta las principales calles de Xalapa, para exigirle al gobierno respuestas claras sobre la desaparición de la joven Viridiana Moreno Vásquez, de quien no se tienen noticias desde el miércoles de la semana pasada.
Sin la menor empatía con el dolor de familiares y amigos de la joven, el funcionario estatal salió a retarlos y a advertirles que no con ellos, las presiones no sirven.
“No estamos en función de presiones, sino de que podamos informar debidamente. Hemos estado en contacto a través de Política Regional; hemos estado atendiendo hasta donde se puede, tenemos que entender todos que en una investigación como la que se está llevando a cabo, hay que guardar en secrecía para evitar especulaciones”.
Quizá porque estaba demasiado ocupado con la organización de los eventos protocolarios, Éric Cisneros no puso atención –o ya lo olvidó- a las palabras pronunciadas por el gobernador de Veracruz el primero de diciembre del 2018, luego de jurar “cumplir y hacer cumplir” la Constitución y las leyes que de ella emanan.
En su primer mensaje a los veracruzanos en calidad de Jefe del ejecutivo, expresó:
“Nuestro gobierno acepta y reconoce que a las víctimas no se les ha hecho justicia y que lo más importante y urgente es brindar a las personas justicia, verdad y reparación, y en este contexto localizar a todas las personas desaparecidas”.
Han pasado ya tres años y medio, desde que el actual gobernador mostró su empatía con las familias que sufren por la desaparición de un ser querido:
“Ahí donde hay dolor, hoy se fortalece la esperanza de la verdad; ahí donde quiere habitar la tristeza para siempre, hoy nace una nueva luz por quienes físicamente no están; no estemos sólo tristes por su desaparición, no olvidemos que el cobijo de su amor los hace presentes. También abriguemos la esperanza, porque los vamos a buscar hasta encontrarlos”.
Se equivoca el secretario de Gobierno cuando advierte que no cederá a presiones. Precisamente por la presión de la sociedad es que debe mejorar en su trabajo.
Hoy es Viridiana, pero tan sólo en el primer trimestre del presente año se han contabilizado 160 niñas y mujeres desaparecidas, lo que ha motivado que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia (Conavim) analice la necesidad de imponer una tercera alerta de género por la desaparición de mujeres en Veracruz.
Una pizca de humildad, para bajarle dos rayitas a la soberbia.


Epílogo.
Digno de reflexión lo plasmado por el analista Fernando García Ramírez, analista de El Financiero. Su colaboración lleva por título: “Vivimos en un narcoestado” y empieza así: “El narcotráfico es el elefante en la habitación del gobierno de López Obrador. Hacemos como si no estuviera ahí, como si no hubiéramos visto que el presidente ordenó liberar a un narco en Culiacán, como si los narcos no hubieran ayudado a ganar a varios gobernadores en las elecciones de 2021, como si fuera normal que los narcotraficantes ataquen instalaciones militares, secuestren a oficiales y los hagan huir delante de todos. Hacemos como si esto no hubiera pasado. Como si esto no importara. Y por supuesto que importa”. *** Era la etapa más fuerte de la pandemia (2020 y 2021) cuando se cerraron las escuelas y los niños debían tomar clases a distancia. *** En esos dos años, el DIF estatal de Veracruz gastó mil 366.9 millones de pesos para adquirir 209.8 millones de productos para “desayunos escolares”. Lo mismo hicieron, aunque con inversiones menores, los sistemas DIF de Sinaloa y San Luis Potosí. *** Una reveladora investigación del portal “Animal Político” muestra la afectación a los menores. *** Un testimonio los plasma de manera cruda. *** “En una escuela del centro de Nogales, Veracruz, el director del plantel explicó que padres de familia tuvieron que cooperar para alquilar un flete por 800 pesos, pero cuando recogieron los productos, la leche en polvo estaba caduca. Decidieron usarla como alimento para cerdos”. *** En total, durante los dos años de pandemia, el gobierno de Veracruz adquirió 209.8 millones unidades de estos productos como parte del programa que debía beneficiar a estudiantes de educación básica, prioritariamente de zonas marginadas. *** Autoridades municipales detectaron la venta de paquetes de desayunos escolares a través de redes sociales. *** Ojalá las autoridades investiguen a fondo estos hechos y castiguen a los responsables.
filivargas@gmail.com

Be the first to comment

Deja un comentario