“Aviadores” y “Chantajistas” en los Ayuntamientos. Andrés Manuel López Obrador quiere que los Presidentes Municipales no sean “rehenes” de los regidores, hombres y mujeres que por su “firma” y “voto a favor” en los Cabildos, exigen un sabroso “bonito”. El Presidente de la República busca que los “moches” a los regidores, mejor se canalicen a obra pública para el pueblo. La “cacería” de “aviadores” que lleva acabo Ricardo Ahued, alcalde de Xalapa, debería de “replicar” en todos los Ayuntamientos donde gobierna MORENA. Las nóminas municipales están “infladas” porque ex alcaldes dejaron como “sindicalizados” a todos sus “operadores políticos”, y como ejemplo ahí están las nóminas de: Coatzacoalcos, Minatitlán, Las Choapas, Agua Dulce, Nanchital e Ixhuatlán

Dos “hechos políticos” muy destacados se dieron en la presente semana: Dos “hechos políticos” que es una obligación “replicar”. El primero de ellos salió del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien hace algunas horas les mando el “mensaje” a los presidentes municipales que no deben de permitir “chantajes” de los regidores para que les firmen la cuenta pública o cualquier otro proyecto municipal que sea de beneficio para el pueblo. Don Andrés Manuel resaltó que con la “Reforma Democrática”, si es que se aprueba, se buscará reducir el número de regidores en los Ayuntamientos para que los alcaldes ya no sean “rehenes” y tengan tantos gastos con los regidores. El segundo “hecho político” lo aplicó el alcalde de Xalapa, Ricardo Ahued, quien sí “miedo” puso de “patitas en la calle” a una gran cantidad de “aviadores” que existían en su gobierno municipal.(Comenzó con 50 aviadores). De acuerdo a lo que ha declarado el señor Ahued, él, detecto, que mucha gente solo llegaba al Ayuntamiento de Xalapa a “checar” su tarjeta, para luego irse a sus casas, sin trabajar. ¿A dónde queremos llegar con el presente comentario, a un solo punto: 1.-Sin lugar a dudas, y que lo anterior se escuche lejos, los actuales alcaldes de Veracruz, deberán de empezar a tomar medidas para “bajar” sus nóminas. Una forma de disminuir los gastos en las nóminas municipales es investigar con: objetividad y honestidad, quienes son los hombres y mujeres que están bajo el régimen de “burócratas de confianza” que si trabajan y quienes no. Hoy pongamos varios ejemplos de nóminas municipales “infladas”. En los últimos cinco gobiernos municipales de: Coatzacoalcos, Minatitlán, Nanchital, Agua Dulce y Las Choapas, por tan solo citar, a los cinco municipios más importantes del sur de Veracruz, las “nominas municipales” han tenido un incremento del 1000%.. ¿Por qué ha sucedido lo anterior?, por la simple y sencilla razón, que los ex alcaldes se pusieron de acuerdo con los dirigentes de los sindicatos de los empleados municipales, para dejar de “base” a sus principales colaboradores, y aquí hablamos de hombres y mujeres que forman parte de la “estructura política” de los ex presidentes municipales. Muchos ex alcaldes del sur de Veracruz, hacen “grilla”, junto con sus “operadores”, pero sin sacar un solo quinto de sus bolsillos, pues saben que sus “operadores políticos” reciben un jugoso salario de los Ayuntamientos. Pues así cualquiera hace “grilla”. Pero lo anterior no solo pasa con los ex alcaldes. En los nuevos gobiernos municipales, los: regidores, secretarios y directores, lo primero que le presentan a los alcaldes, para “trabajar bien”, es una larga lista de: “Ayudantes” y “asesores”. Cuando se les autoriza la lista de “colaboradores”, el 90% de estos hombres y mujeres no se presentan a trabajar a las oficinas municipales, ¿Por qué no se presentan?, porque son ocupados para otras actividades, en especial para “hacer política”. Un gran ejemplo de “aviadores” se dio aquí en Coatzacoalcos. 1.-Las bibliotecas porteñas, en el gobierno de Víctor Manuel Carranza, tenían un registro en el Departamento de Recursos Humanos de 50 “empleados de confianza”. Cuando Amado Cruz Malpica llegó como alcalde, en la primera semana de enero solo llegaron a “chambear” siete personas. El resto, es decir, los 43 que estaban en la nómina, nunca más se presentaron a trabajar, y no lo hicieron porque eran “fantasmas”, pero unos “fantasmas” que si cobraban su sabrosas quincenas. Los presidentes municipales, si le dieran una “revisada” a sus actuales nominas municipales, se van a dar cuenta que docenas y hasta ciento de personas cobran religiosamente sus salarios, pero no ponen un pie en las oficinas municipales. Lo anterior se ha hecho costumbre en los últimos 20 años. Estos “aviadores” los van a encontrar trabajando en los negocios o en las actividades políticas de sus “padrinos políticos”. El dato duro: 1.-El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ya mando el mensaje que los alcaldes, no deben de caer en los “chantajes financieros” de los integrantes de los Cabildo. AMLO dice que el dinero que se les da a los ediles para que firmen la cuenta pública u otro proyecto, se debe de canalizar en obras en favor del pueblo. En lo que hace a la “cacería” de “aviadores” que acaba de hacer Ricardo Ahued, pues dicha medida se debe de “replicar” en todos los Ayuntamientos. Si lo anterior se hace, se reduciría la nómina, y el pueblo tendría más obra pública. Fin del comunicado. (Artículo escrito por Federico Lagunes Peña. Coatzacoalcos, Ver. Tel: 9211353044)

Be the first to comment

Deja un comentario