La redistritación veracruzana

PUNTO Y COMA

Por Yair Ademar Domínguez

El INE es una institución que nació de un grito ciudadano, de la exigencia de ciudadanizar la política. Sin embargo, con el paso del tiempo, este noble organismo se burocratizó, quedando en manos de intereses particulares y partidistas. Descarnado, alejado de la sociedad, sin atender el interés de la población, así se puede ver, por ejemplo, la propuesta de redistritación en la entidad veracruzana.

René Miranda Jaimes, Director Ejecutivo del Registro Federal de Electores, ha dicho que el proyecto de distritación ha favorecido la participación de todos los actores interesados a través de los foros estatales, que se han realizado desde noviembre del año pasado, para informar a la ciudadanía, así como a actores políticos y gubernamentales sobre el proyecto de distritación que se realizará a nivel federal y local en cada entidad del país.

Verdades a medias, porque juegan con actos de simulación, con foros y consultas “a modo” y se niegan a escuchar las propuestas, en este caso, del Movimiento de Regeneración Nacional. Se ha hecho una propuesta de redistritación para Veracruz, desde el escritorio, sin conocimiento del territorio. Nosotros, que conocemos las bases, que hemos caminado cada rincón de la entidad, sabemos de las necesidades de nuestras demarcaciones electorales.

Estos señores del INE tienen que bajarse del mullido sillón en el que se encuentran sentados, de sus oficinas con aire acondicionado y bocadillos con facturas al erario público. Deben de conocer los caminos de las sierras de Huayacocotla, del Totonacapan, de Zongolica y de Soteapan, escuchar a la gente, para darse cuenta que su propuesta no es viable.

Sobre todo, en el INE deben escuchar a los partidos políticos y a los ciudadanos, porque a ellos se deben. Las y los funcionarios del INE desconocen completamente la realidad electoral y territorial de la entidad veracruzana y pretenden, desde su escritorio, juntar en el papel distritos como Pánuco y Tantoyuca; Poza Rica, Tuxpan.

La redistritación en Veracruz tendrá que ser bien analizada y consensuada con los partidos políticos que conocen la realidad de la geografía veracruzana. No se puede trabajar algo tan importante y tomar decisiones a la ligera. Desde MORENA estaremos pendientes, atentos, receptivos pero exigentes de que se atiendan las observaciones puntuales que estamos realizando.

El Presidente y los Conservadores

Los grupos de Conservadores en nuestro país, que gozaron de grandes privilegios en otros gobiernos, siguen retorciéndose de dolor y ahora intentan polemizar con las recientes declaraciones del ex presidente Donald Trump. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo puntual que no entrará a debate, que mantuvo una buena relación con el ex mandatario y se refirió a los intereses de los conservadores.

“No quieren al pueblo de México, no quieren a la gente humilde, a la gente pobre, no les gusta el pueblo raso; son muy elitistas, son conservadores, nada más piensan en la cúpula. Quisieran que no hubiese democracia, sino que se tuviese un sistema político oligárquico, esa es su verdadera postura política, pero simulan porque son muy hipócritas, entonces se hacen pasar por demócratas, pero no lo son”.

“Ellos quisieran un gobierno para los ricos, que el gobierno fuese un comité al servicio, como era antes, al servicio de una minoría, y que ellos también sacarán provecho, porque cuánto se llevaba Krauze del presupuesto, y los medios de información. Del presupuesto se entregaba en publicidad como 10 mil millones de pesos a los medios, y a los grupos de intelectuales orgánicos se les trataba muy bien, y a los integrantes de asociaciones supuestamente no gubernamentales de la sociedad civil, lo mismo. Entonces, todo eso se terminó, ya no hay corrupción y están muy molestos”, destacó el mandatario mexicano.

Nunca se dijo que iba a ser fácil, pero la transformación del país sigue su marcha, viento en popa.

Comentarios: Facebook Yair Ademar Dominguez Twitter @YairAdemar

Be the first to comment

Deja un comentario