Luis Escamilla Aguilar, salió bueno para ser dirigente empresarial. El líder de la CMIC hará “alianzas” hasta con el mismísimo diablo para que los socios de su organismo tengan trabajo. El principal objetivo de Luis es que constructoras porteñas-sureñas sean tomadas en cuenta en la construcción de la cervecera Constellatión Brands. Todos los directivos de las CMIC en Veracruz, se unirán para no quedar fuera del reparto de las sabrosas y jugosas “chuletas”. Escamilla, demuestra, con hechos honestos, que él no piensa en sacar beneficios personales, ¡claro que no!, su principal objetivos son los constructores de Coatzacoalcos, los que andan en tremenda crisis por falta de “chamba”. Si Pablo Farfán fue “bueno” como dueño de la CMIC, Luis Fernando, salió mejor

El municipio de Coatzacoalcos eternamente ha dado excelentes líderes empresariales, y aquí hablamos de hombres y mujeres, que desde sus Cámaras Empresariales, siempre andan buscando beneficios para sus socios. En estos tiempos modernos, los organismos empresariales, en efecto, cuentan con muy buenos dirigentes, ¿nombres?, pues ahí estan: Esteban Enríquez España, Consejo Coordinador Empresarial; Emanuel Peña Sánchez, Cámara Nacional de la Industria de la Transformación; Lourdes Hidalgo Carrión, Cámara Nacional de Comercio; Claudio Velasco Martell, Asociación de Industriales del Sur de Veracruz; Mayra Sánchez García, Asociación de Mujeres Empresarias; Ernesto López Martínez, Industria Hotelera y Luis Fernando Escamilla Aguilar, Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción. Estos siete valiosos personajes son quienes tienen en sus manos el “control” del mundo empresarial en el municipio de Coatzacoalcos. ¿Saben lo que tienen en común estos líderes empresariales?, que todos son bien “chambeadores” y honestos. ¡Señores!, hoy hablemos de don Luis Fernando Escamilla Aguilar, el nuevo representante de la CMIC en Coatzacoalcos. Pocos, aquí en el puerto, le veían “tamaños” a Escamilla para estar al frente del poderoso e influyente organismo que aglutina a los constructores, no solo de Coatzacoalcos, sino de toda la región sur de Veracruz. Hace algunas horas Luis Fernando, dio una clara muestra que es un dirigente 100% comprometido con los socios de la CMIC al anunciar que ya se están haciendo “alianzas” con la CMIC del Puerto de Veracruz para que se repartan en forma justa los futuros trabajos de construcción que se realizarán con la instalación de la compañía Constellatión en Veracruz. Escamilla Aguilar, y que lo anterior se escuche lejos, no está pensando para él mismo, ¡por supuesto que no!, con la “alianza” que trata de hacer con las delegaciones de la CMIC en el estado de Veracruz, manda el claro mensaje que él le anda buscando trabajo a los socios que representa en la zona sur de Veracruz. Lo anterior, es decir, dicha “unión” entre los contratistas veracruzanos, es pensar en grande y si envidias. Si Pablo Farfán, ex líder de la CMIC fue un excelente representante de la CMIC, pues Luis Fernando Escamilla Aguilar, salió mejor. De eso no hay ninguna duda. Escamilla, como lo dijo en su toma de protesta como nuevo dueño de la CMIC en Coatzacoalcos, su principal objetivo es que los poquitos socios que quedan en la CMIC tengan trabajo para sobrevivir en estos tiempos de crisis financiera, luego, buscará los mecanismos para que la CMIC vuelva a tener 300 socios, y no los 80 que están ahorita. Con esta visión de ver las cosas de Escamilla, pues la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción con sede en Coatzacoalcos, se encuentra en muy buenas manos. Ya era hora que al interior de la CMIC existiera un dirigente qué pensará en favor de los socios, esos que hoy en día, muchos de ellos, “andan pateando latas” por no tener trabajo. Los retos de Luis Escamilla son ambiciosos, pero conociéndolo como es, es decir, bien “luchón”, no se duda que tenga éxito en los proyectos de construcción que vienen. “Crea tu imperio, pero aprende a conservar tu reino”. Fin del comunicado. (Artículo escrito por Federico Lagunes Peña).

Be the first to comment

Deja un comentario