En dos años de pandemia de Coronavirus, en Veracruz han muerto más de 16 mil personas

Agencias

Municipiosur.com

A dos años de su llegada, el Covid-19, enfermedad respiratoria aguda causada por el virus SARS-CoV2, ha cambiado de manera drástica la vida de millones de veracruzanos. Con 176 mil 500 casos positivos y 16 mil 107 defunciones en Veracruz, esta enfermedad ha enlutado familias, modificado la vida de la población y ocasionado que las actividades económicas hayan disminuido drásticamente. El uso de cubrebocas y gel antibacterial se volvió cotidiano. Desde el arranque la pandemia se limitó los saludos de mano, beso o abrazo y aunque muchos ya han retomado estas prácticas, otros tantos siguen evitándolos. El 15 de febrero arrancó la segunda fase del Plan Nacional con la aplicación de vacunas para adultos. Este sector de la población -el más vulnerable hasta el momento a la enfermedad- recibió el biológico marca En, la aplicación comenzó un mes después, en marzo del 2021. Ante la posibilidad de un regreso a clases presenciales,En su momento, las y los docentes recibieron la vacuna Cansino.
MARZO DEL 2020, TODO COMIENZA
El Covid-19 llegó a México de manera oficial el 27 de febrero de 2020. En Veracruz fue hasta el 17 de marzo cuando se detectaron los dos primeros casos. 12 días después, el 29 de marzo, se dio a conocer el primer fallecimiento por Covid-19 en Tlacotalpan, Veracruz. La emergencia sanitaria provocó la suspensión de los eventos masivos y se pidió a la ciudadanía que se abstuviera de salir a la calle, que siguieran al pie de la letra las recomendaciones y evitaran desplazamientos entre ciudades. Pese a esto el número de casos positivos y las defunciones siguieron aumentando. En noviembre del 2020, tras haber superado el pico de contagios, Veracruz se convierte en el tercer estado en pasar a semáforo verde. Esto implicó bajo riesgo lo que permitió la celebración de fiestas y reuniones decembrinas y de año nuevo. La tranquilidad dura poco y en enero de 2021 se presenta una segunda ola, más mortal. De inmediato se comienza a presentar saturación hospitalaria, las funerarias reportan escasez de ataúdes y los tanques de oxígeno se convierten en la principal demanda. Meses después, en julio del 2021, una nueva ola impacta a la entidad y ante el aumento de los casos se tomas más medidas. Las autoridades sanitarias reconocieron que esta presentaba un aceleramiento inusual que superó anteriores aunque el número de defunciones fue menor debido a que ya se contaban con vacunas. La cuarta ola -la más reciente- comenzó a manifestarse desde inicios de 2022 y se confirma la presencia en la entidad de la variante Ómicron. En medio de la aplicación de terceras dosis de vacunas, las cifras de contagios aumentan. Sin embargo, tal como ocurrió en la tercera ola la mayoría de los pacientes muestran síntomas leves y no ameritan hospitalización. (Con información de Diario de Xalapa).

Be the first to comment

Deja un comentario