Morirse en Agua Dulce, cuesta muy caro. Los servicios funerarios van de los 12 a 30 mil pesos

Por Alfredo Santiago H.

Municipiosur.com

El refrán señala que ‘para morirse solo se requiere estar vivo’, pero la carga de los gastos funerarios que absorbe la familia del difunto ronda entre los 12 mil y los 30 mil pesos, dependiendo de una seria de factores a tomar en cuenta. Para conocer más al respecto platicamos con Jesús Peralta, administrador de la Funeraria Peralta, quien señaló que generalmente los paquetes incluyen traslado, preparación del cuerpo, ataúd e insumos para la velación. Dentro de todo eso hay varias variantes a tomar en cuenta, que pueden encarecer el servicio, comenzando por el traslado, pues en algunas ocasiones la persona fallece en otra ciudad y se requiere de un traslado regional o incluso desde otro estado de la república. ATAÚDES Si la persona será enterrada, la familia tiene que escoger entre una variedad de ataúdes, siendo el más económico el de pino forrado, posteriormente se encuentran los de metal y con precios más caros, los de maderas finas, entre una extensa gama de variantes. En caso de que la persona fallecida o la familia decida que deberá ser cremado, se renta un ataúd; las funerarias regularmente proporcionan el equipo de velación, que incluye base para el ataúd, floreros y otros elementos decorativos. También se proporcionan sillas para la velación y carpas, en el caso de la funeraria Peralta, se distinguen por proporcionar sillas y carpas por un periodo que abarca hasta el novenario, cuando así lo decide la familia. MÁS GASTO El costo de la cremación o la inhumación, aunque es un pago independiente al de la funeraria, es de tomarse en cuenta; una cremación oscila entre los 8 mil y los 15 mil pesos, mientras que la inhumación varía si se cuenta con bóveda o se tiene que comprar en ese momento. Una bóveda cuesta entre cuatro y ocho mil pesos en los cementerios locales, dependiendo si tiene capacidad para albergar uno, dos o tres cuerpos; en el caso de la cremación, algunas funerarias incluyen el costo de la urna. La mayoría de las funerarias ofrecen el servicio de asesoría para trámites, pero los costos corren por cuenta de la familia; en funeraria Peralta dichos movimientos y pagos corren por cuenta de la funeraria y en caso de que la familia ya tenga algunos realizados, se descuentan. RESPETO Lo que más debe perdurar en este trabajo es el respeto por la persona fallecida y la familia, señala Jesús Peralta, quien cuida a detalle cada aspecto como es la preparación del cuerpo y el trato que recibe el cuerpo en todo el proyecto. En ocasiones las familias quieren un servicio mucho más costoso de lo que realmente pueden pagar, endeudándose por mucho tiempo, por lo que se recomienda ajustar el presupuesto a las posibilidades de los deudos. Actualmente muchas funerarias ofrecen a la ciudadanía la posibilidad de comprar paquetes ‘de prevención’, los cuales pueden ser pagados en plazos cómodos y antes de que ocurra el deceso, dejando a la familia sin la carga de costear todo el proceso funerario.

Be the first to comment

Deja un comentario