Desarrollan una mano robótica tipo ‘Terminator’

Agencia

Municipiosur.com

Ingenieros surcoreanos han desarrollado una mano robótica, que, por su característico diseño y funcionalidad, recuerda a las mostradas en películas de ciencia ficción como ‘The Terminator’. ILDA, como fue denominado el dispositivo, es capaz de realizar diversas tareas, que van desde manipular y aplastar objetos, hasta utilizar tijeras y pinzas, de acuerdo a un artículo publicado este martes en la revista Nature.

Con una longitud de 22 centímetros y un peso de 1,1 kilogramos, la extremidad cuenta con 20 articulaciones que le brindan un rango de 15 grados de libertad de movimiento, así como una gran fuerza y precisión en los dedos, los cuales pueden ejercer una fuerza de hasta 34 newtons.

Según Uikyum Kim, uno de los desarrolladores, la innovación clave de su diseño es el mecanismo de articulaciones integradas dentro de la mano, particularmente las ubicadas en los dedos, las cuales permiten recrear los movimientos de las extremidades humanas., indica RT.

El artefacto mostró su capacidad para sujetar con firmeza y delicadeza objetos de distinto tamaño y forma durante las pruebas, como una pelota de tenis, una lata de alimentos o incluso un huevo, así como su destreza para utilizar un par de tijeras o recoger pequeños objetos con pinzas.

«Es interesante que, si bien es una mano robótica diestra con un alto grado de libertad, puede generar una fuerza de agarre considerable, que incluso puede levantar un objeto pesado de hasta 18 kg», señaló Kim y aseguró que, al no tener piezas o módulos externos, se puede adaptar fácilmente a brazos robóticos preexistentes.

Los ingenieros esperan aumentar los grados de libertad de movimiento de ILDA y mejorarla con sistemas de detección táctil. El dispositivo podría ser usado como un robot industrial, gracias a su versatilidad, su alto rendimiento y bajo costo de fabricación. Asimismo, exploran la posibilidad de recubrirla con piel artificial para poder emplearla como una mano protésica.

Con información de: El Imparcial

Be the first to comment

Deja un comentario