Los “Jefes Políticos” y Secretarios Generales de las Secciones Petroleras del sur de Veracruz, hicieron “pomada” a la “posición”, también llamados “disidentes”. Las elecciones petroleras sureñas confirman los grandes liderazgos de: Jorge “El Tigre” Wade González, sección 10 de Minatitlán; “El Tío Ramón” Hernández Toledo, Sección 11 de Nanchital; Edith Carrillo Díaz, Sección 31 de Coatzacoalcos; Omar Ricárdez Chong, Sección 16 de Cuichapa; Carlos Jiménez, Sección 26 de Las Choapas; Víctor Kidnie de la Cruz, Sección 47 de Ciudad del Carmen; Héctor Márquez Acopa, Sección 22 de Agua Dulce, Jorge Wade Zúñiga, Sección 10 de Minatitlán y Víctor Matías Hernández Colunga, Sección 47

¿Conque hay que quedarnos de las recientes elecciones que se han dado en las secciones petroleras sureñas?, con tres cosas: 1.-Que los “Jefes Políticos” y Secretarios Generales, se quiera o no reconocer, cuentan con el total respaldo de la “base petrolera”. 2.-Que la “oposición” en las secciones petroleras todavía no tiene la “presencia” y mucho menos el respaldo de la “base trabajadora” para ganar una elección. 3.-Que en las secciones petroleras, lo anterior se tiene que aceptar, ya existe la “oposición”, la cual hay que respetar, nunca “pisotear” o “maltratar”. Hoy la idea, con el presente artículo periodístico, no es hacer “pomada” o “denigrar” a todos esos hombres y mujeres que trataron de “tumbar” a los actuales dirigentes petroleros, ¡por supuesto que no”, de lo que hoy se trata, es que tanto los “ganadores”, como los “derrotados”, le deben de dar “vuelta a la hoja”, para poner de acuerdo para trabajar o llevarse bien, pero dentro de los terrenos pacíficos, sin “guerras” al interior de sus gloriosas Secciones Petroleras. El “borrón y cuenta nueva”, es lo que se tendría que dar entre los que han quedado de líderes y quienes fracasaron en su intento de llegar al “poder sindical. Los odios y rencores hay que hacerlos a un lado para que continúe, como hasta el día de hoy, esa valiosa estabilidad en las secciones del STPRM. ¿Qué hoy también hay que poner hoy sobre la mesa petrolera?, pues que los actuales “Jefes Políticos” y los nuevos Secretarios Generales tienen más “positivos” que “negativos” con los trabajadores de “base” y “transitorios”, y no lo decimos nosotros para quedar bien con los triunfadores, ¡por supuesto que no!, los votos en las “urnas petroleras” hablaron por si solos, y estos números son muy precisos en el sentido que la gran mayoría de los personajes que han ganado las elecciones petroleras contaron con el absoluto apoyo de los socios petroleros. No hay que buscarle tres pies al gato”, ¡claro que no!. También lo quedó bastante claro en estas elecciones es el firme liderazgo sindical de: Jorge “El Tigre” Wade González, sección 10 de Minatitlán; “El Tío Ramón” Hernández Toledo, Sección 11 de Nanchital; Edith “La Jefa” Carrillo Díaz, Sección 31 de Coatzacoalcos; Omar Augusto Ricárdez Chong, Sección 16 de Cuichapa; Carlos Jiménez Hernández, Sección 26 de Las Choapas; Víctor Kidnie de la Cruz, Sección 47 de Ciudad del Carmen; Héctor Márquez Acopa, Sección 22 de Agua Dulce, Jorge Wade Zúñiga, Sección 10 y Víctor Matías Hernández Colunga, Sección 47. Todos estos dirigentes petroleros sembraron bien y el resultado final de su “siembra sindical”, es que cosecharon muy bien, y esto se vio en sus holgados triunfos. Los actuales líderes petroleros, nadie, pero absolutamente nadie, y muchos menos la “oposición”, le deben de “regatear” sus triunfos, hacerlo sería mezquino y un acto de “mala leche”. La “oposición” quería “elecciones libres”, pues el gobierno federal se las dios, ¿cuál fue el resultado final para los llamados “disidentes”?, pues que la gente petrolera no los respaldo en las urnas, y al no apoyarlos, pues lo único que se entiende es que la “base petrolera” todavía no cree y confía en ellos. Algo maravilloso en las elecciones petroleras, es que en estas nunca existió la violencia, fue todo lo contrario, la civilidad fue lo que sobresalió, y esto, y que lo anterior se escuche lejos, la verdad que las familias petroleras, los cuales son miles, se los agradece mucho. “Así es como se escribió la historia” en las Secciones Petroleras del sur de Veracruz, donde ganaron los que tenían que ganar, y perdieron los que tenían que perder. El dato duro. La “oposición” y los “disidentes” deben de existir al interior del STPRM, pues con ellos, y lo anterior es un hecho real, se da la real democracia al interior del gremio petrolero, tal como hoy ocurre y pasa. “No hay hilos, no hay alambres”. Fin del comunicado. (Artículo Escrito Por Federico Lagunes Peña. Coatzacoalcos, Ver. Tel: 9211353044)

Be the first to comment

Deja un comentario