DESAPARECE EL PRD DEL CONGRESO… Y EN VERACRUZ

ColumnaSinNombre
@pablojair

Estaría chida una «mañanera» en Nueva York,
en Times Square, a las 4 de la mañana
–Chopenjawer

Ya desde hace rato el PRD está prácticamente extinto en Veracruz.

Luego de que renunciaran a ese partido figuras emblemáticas y fundadores, líderes locales de ese partido terminaron por sucumbir a las mieles del poder y su tumba política fue el haberse aliado al PAN en las elecciones de gobernador de 2016, apoyando al entonces candidato Miguel Ángel Yunes Linares.

Pero no es que Yunes Linares haya tenido toda la culpa: simplemente fue el último clavo del ataúd.

Ya desde hace varios años se veían a los perredistas «sobreviviendo» políticamente con una franquicia local del PRD cuyo negocio –como el de todos los partidos– es vender candidaturas al mejor postor, utilizando la poca buena imagen que tuvo el PRD gracias a líderes nacionales como Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador.

Hasta hace no muchos años, en municipios y comunidades rurales seguían engañando a la gente diciendo que el PRD todavía era el partido del hijo del «Tata» Lázaro y del hijo pródigo de Macuspana. Es decir, el PRD, sin brillo local, todavía enarbolaba figuras de izquierda históricas que ya ni siquiera estaban en ese partido.

Lo más cínico del asunto es que decían estar en contra del PRI, cuando fue el partido con el que tuvieron acercamientos para negociar y con el que varios líderes sobrevivieron económicamente.

Fueron –a la vista– pocos los grupos locales que lograron fortalecerse gracias a que durante años (desde los tiempos del priato) dejaban quererse con cañonazos de dinero para ceder en protestas, candidaturas, conflictos, etc. Era público y conocido, por ejemplo, que el hoy entambado Rogelio «N» (líder moral de lo que queda del perredismo) hizo mucho dinero en tiempos de Javier Duarte.

Y aunque lo hizo rico, finalmente Rogelio «N» nomás le sacó dinero al gordo, pero ya traía en mente el plan de aliarse al Partido Acción Nacional en esa alianza donde terminó de cavar su propia tumba.

Hace algunos meses escribí en este mismo espacio que el PRD ya iba en una decadencia al entrar Morena con fuerza en el estado, pues la militancia y simpatía ciudadana que alguna vez tuvo el PRD como partido de izquierda, sencillamente pasó al partido lopezobradorista o a partidos aliados como el PT, que hace unos años ni siquiera figuraba en el mapa político de Veracruz.

Pero además, los «morenos» sabían perfectamente toda la cloaca al interior del PRD; conocían la entraña y los puntos débiles del perredismo.

Al ganar Yunes Linares la gubernatura de Veracruz por el periodo de dos años (2016-2018), los perredistas que quedaban sencillamente fueron desplazados y cayeron en la cuenta de que sus liderazgos sociales eran simples espejitos que le vendieron al entonces gobernador, quien en realidad conocía que gente como Uriel Flores, Arturo Hérviz, entre otros, no tenían realmente ya el peso que llegaron a tener a finales del siglo pasado.

Por lo anterior, los perredistas que lograron colarse al gobierno de Yunes fueron relegados a cargos de poca importancia, sin poder, además de que ya no podrían mostrar «músculo» porque nunca lo tuvieron o lo fueron perdiendo al deslegitimarse como líderes.

Cuando el PRI perdió esas históricas elecciones de 2016, había un chiste entre algunos priístas que decía que los perredistas iban a extrañar a Duarte porque Yunes es muy tacaño y no iba a soltarles el dinero al que estaban acostumbrados.

Lo más tenebroso del asunto es que el PRD también se fue mezclando con la delincuencia organizada, como ocurrió en el caso de Coatzacoalcos y otros puntos del estado.

Ya descompuesto, un PRD corrupto es el que finalmente llevó a Yunes a la gubernatura, pero salvo el odio que había contra Duarte, el partido del sol azteca en realidad no aportaba mucho a la operación política ni a la votación. Por ejemplo, en lugares como el sur de Veracruz (donde el PAN tiene poca presencia) se supone que el perredismo era el principal operador, pero sencillamente nadie los pelaba y esos votos se convirtieron en bastiones muy fuertes de Morena, donde nunca tuvo oportunidad Miguel Ángel Yunes Márquez (aka «Miguel Chiquito») para ganarle a Cuitláhuac García Jiménez en las votaciones a la gubernatura de 2018.

Una vez consolidada la dolorosa derrota del PAN y PRD en 2018, el PRD todavía mantuvo algunos bastiones como Zongolica y los Tuxtlas (este último, todavía muy fuerte por la influencia del exlíder estatal Arturo Herviz), pero ya comenzaban a cuestionarse si en realidad valía la pena sostener la alianza con el PAN y los Yunes.

Fue precisamente el entonces alcalde del PRD en Zongolica, Juan Carlos Mezhua, quien fue de los primeros en decir abiertamente que no era necesaria una alianza con el blanquiazul y el exgobernador. No obstante, su reinado terminó porque tuvo la osadía de querer colocar a su hijo como alcalde y decirle al electorado que en realidad quien iba a seguir mandando en el municipio era él. De esta manera, el PRD perdió el bastión en Zongolica en las pasadas elecciones municipales de 2021.

Ya desde la pasada legislatura habían señales de que el PRD se estaba hundiendo, pues legisladores de ese partido decidieron volcarse a favor de Morena.

Este lunes la historia volvió a repetirse: las únicas dos legisladoras que tenía el PRD en el Congreso del Estado, en la nueva Legislatura, se pasaron a Morena: se tratan de las diputadas locales Perla Eufemia Romero Rodríguez y Lidia Irma Mezhua Campos, quienes este 8 de noviembre se sumaron al Movimiento de Regeneración Nacional.

Perla Eufemia, de Papantla, es educadora y pertenece a la familia Romero que por años también ha administrado el PRD en esa región. Por su parte, Lidia Irma Mezhua Campos (hermana de Juan Carlos) es originaria de Zongolica, donde fue alcaldesa en 2010 siendo la primera mujer en ocupar ese cargo en la comunidad.

Cabe recordar que en las elecciones de junio, el PRD obtuvo apenas el 3.77 por ciento de votos de la ciudadanía, alcanzando el mínimo requerido por la ley electoral y estando cerca de perder su registro en el estado de Veracruz.

Con sus números, con sus malas decisiones, con sus líderes deslegitimados (algunos hoy pidiendo chance de entrar a Morena), el PRD en realidad no trae ya mucho para jugar. Se ve muy difícil también que aporte realmente algo en 2024 en la mentada alianza PRIANRD, que –como van las cosas– solamente terminará llamándose PRIAN.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: El pasado viernes, en su conferencia desde Palacio de Gobierno, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez fue contundente cuando confirmó la detención de tres personas, entre ellas el diputado local priísta de Oaxaca, Gustavo “N”, alias “El Gato”, a quien no le sirvió para nada su fuero constitucional. El gober sencillamente subrayó que aquí no aplicaba… Ahora se sabe que “El Gato” fue detenido por presunta portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, posesión de estupefacientes y ultrajes a la autoridad, por lo que fue trasladado a la sala de juicios orales del penal en Pacho Viejo, Coatepec, donde legalizaron su detención con prisión preventiva oficiosa y se prevé su vinculación a proceso el próximo 12 de noviembre… Ya se había comentado desde este espacio (y también en varias notas periodísticas en el pasado) que Gustavo “N” es señalado de formar parte de la delincuencia organizada y ser de esos malandros que opera en Veracruz, pero escapa hacia Oaxaca. Sobre él pesan lindezas como huachicoleo y tráfico de todo, hasta de ser presunto autor intelectual de asesinatos.

OTRA NOTA: Con la detención de “El Gato” se puede decir que Veracruz da el primer paso para la conquista de Oaxaca a través de Morena, partido que además tiene todas las posibilidades para ganar dicha gubernatura en 2022… Una zona conflictiva por años siempre ha sido la zona limítrofe entre ambos estados, especialmente la ubicada entre Tezonapa y Cosolapa (ciudades que están divididas por una calle), donde se han tejido historias de pistolerismo y delincuencia organizada, pero que en ambos estados siempre fue tolerado y permitido por los gobiernos emanados del PRI de ambas entidades… Hay historias verdaderamente espeluznantes que hablan de que a ese lugar sólo se podía ir de día y nada de quedarse a dormir o viajar de noche, por su peligrosidad… Lo detención del diputado local es la primera muestra de que esa permisividad ya no existe y que ya no hay protección política a esas estructuras criminales todavía intactas… Esto apenas, parece, es un primer paso, pero ya debería ir marcando la pauta de un futuro cercano… A ver si lo logran sostener y combatir lo que por años se dejó que creciera: una mafia oaxaqueña-veracruzana.

LA ÚLTIMA PORQUE ESTOY CANCELANDO INVITACIONES A BODAS; NO VAYA SIENDO: Algunos dirían que fue como karma, pero así como al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, le costó carísimo el pato laqueado que se comió en un lujoso restaurante de la CDMX y le quitaron la libertad de la que gozaba como testigo protegido, anoche corrió como reguero de pólvora la renuncia de Santiago Nieto Castillo como titular de la poderosa Unidad de Inteligencia Financiera luego del escándalo por su boda en Guatemala… Uno entendería que en el caso de Lozoya era determinante ya meterlo al bote, máxime cuando no ha aportado ninguna prueba de corrupción contundente contra sus señalados (entre los que figura el expresidente Peña Nieto), pero en el caso de Santiago Nieto seguramente fue muy difícil sacarlo de la jugada, pues no había hecho un mal papel como uno de los funcionarios más fuertes de la 4T… Es increíble, pero de repente hay personas inteligentes que de repente toman malas decisiones y eso quizás le pasó a Santiago Nieto, donde un evento para la felicidad de su vida se convirtió en la tumba de su carrera, al menos en tiempos de la Cuarta Transformeishion.

Be the first to comment

Deja un comentario