La Policía Vial se ha convertido en todo un “terror” en Minatitlán. Las extorsiones están a la orden del día. La ciudadanía está molesta

Por Lázaro Rodríguez Pérez

Municipiosur.com

Si usted es de las personas que estaba acostumbrado a salir a convivir o a cenar con la familia, con los amigos, a ver un buen partido de futbol o algún cumpleaños en sus días de descansos: viernes, sábados o domingos a la ciudad de Minatitlán; ya no lo haga, pues la nueva Policía Vial de Hugo Gutiérrez, ha implementado algunas “estrategias” para recaudar dinero, que van desde los 4 mil hasta los $7 mil pesos, más corralón, si bien le va. Primeramente, los operativos los hacía Tránsito del Estado, apoyados con la Policía Estatal, en puntos estratégicos en la Ciudad con el famoso nombre: “Cero Tolerancia”, que incluía revisión de vehículo, de papeles y alcoholímetro. Posteriormente fue la Policía Estatal y Municipal, quienes en su afán “de cuidar» por las noches las avenidas de Minatitlán, comenzaron con nuevos rondines, pero ellos no están facultados para recibir documentación o levantar infracciones. En las últimas semanas, han sido muchos los reportes a medios de comunicación, o publicaciones en las redes sociales de diferentes personas, citando que han sido víctimas de la Policía Vial, quienes son ahora los que “operan” bajo el amparo del Gobierno Estatal y Seguridad Pública del Estado, pidiendo las famosas “mochadas” o sino amenazan con encarcelar a los conductores y quitarles el vehículo.
MODUS OPERANDIS.
La Policía Vial, apoyada por la Policía Municipal y Policía Estatal, ha comenzado una serie de “atracos” a personas que los fines de semanas salen a convivir a la ciudad de Minatitlán. Estos “Nuevos Operativos” se centran en las avenidas más importantes del Municipio, como son: La avenida Justo Sierra, avenida 18 de octubre y el boulevard Instituto Tecnológico. Ya es común ver un grupo de 4 o 5 motociclistas de la Policía Estatal, una camioneta con 5 o 6 elementos o la misma Policía Municipal, detener a los conductores que transitan en estas calles, invitarlos a descender del vehículo y posteriormente esposarlos; si traen aliento alcohólico, si les falta un documento o en su caso si se oponen al supuesto operativo, son amenazados con ser remitidos a los separos de la Policía Municipal por faltas administrativas. Inmediatamente después de ser detenidos, esposados o en su caso despojarlos de su vehículo, los elementos de la Policía Estatal y Municipal, les llaman a los Policías Viales, quienes son los encargados de “NEGOCIAR” con los conductores su “salida fácil”, que conlleva una mochada de $2500 pesos o $3000 pesos, por no encarcelarlos y no remitir su vehículo al corralón. Si el “buen samaritano”, cuenta con el efectivo a la mano o en su caso va con los elementos policiacos a retirar a los cajeros de los diferentes bancos de la Ciudad, la cantidad “acordada”, ese “buen hombre”, la libra y se va a casa. Todo lo contrario, son aquellas personas que se oponen a dar “mochadas” y deciden que su influyentísimo o amiguismo pueden sacarlos del problema. En primera instancia, su unidad es remitida al corralón y se la quitan los elementos de Seguridad Pública; en segunda instancia, algunas personas son encarceladas y deben de pagar una multa administrativa, para liberar el vehículo y en tercera, la gran mayoría han argumentado que los hacen ir al C4, que se encuentra en Cosoleacaque, donde se arreglan con el “COMANDANTE H”, para liberar la unidad, claro con el monto correspondiente que va de los $4 a $6 mil pesos. Estas actividades policiacas, se han vuelto tan recurrente los fines de semana y algunas noches entre semana en la ciudad de Minatitlán, que ya existen grupos de WhatSapp y Facebook, que están alertando a más ciudadanos a que no sean víctimas de esta “NUEVO OPERATIVO» por parte de Seguridad Pública y Gobierno del Estado.

Be the first to comment

Deja un comentario