¿Corrupción en la API de Coatzacoalcos?. Se dio a conocer que en la Subgerencia de Ingeniería y Construcción, piden “moches” por cientos de miles de pesos. Don Miguel Ángel Sierra Carrasco, titular de la API, debe de ordenar una profunda investigación para deslindar culpas. El señor Sierra tiene que tener presente las palabras de Andrés Manuel López Obrador: “La calumnia, cuando no mancha, tizna”. Por la API pasaron: Ovidio Noval, Marcos Theurel y Antonio Luna, y nunca, con ellos, se dio un “señalamiento” de corrupción, como el que hoy se denuncia. Los constructores que han sido “apretados” con los “moches”, en vez de andar de “chismosos” en los medios informativos, deben de poner su denuncia ante la autoridad

En los últimos años, por la Administración Portuaria Integral de Coatzacoalcos, han pasado varios titulares, los últimos han sido: Ovido Noval Nicolau, Marcos César Theurel Cotero, Antonio Luna Rosales y Miguel Ángel Sierra Carrasco. En los tres primeros nombres citados, nunca de los nunca, los medios informativos o prestadores de servicios de la API, denunciaron actos de corrupción. ¡Señores!, hace algunas horas en el portal de noticias “NC Noticias”, se dio a conocer una preocupante noticia que afecta la imagen de la API y sus autoridades, ¿en qué sentido?, que en el área de la Subgerencia de Ingeniería y Construcción de la API, presuntamente, varios funcionarios les están pidiendo “moches” por cientos de miles de pesos a las constructoras que realizan obras en el Recinto Portuario de Coatzacoalcos. La denuncia que se hizo pública, y que circula por todas las redes sociales, le debe de preocupar e interesar a don Miguel Ángel Sierra Carrasco, quien hoy en día está al frente de la API de Coatzacoalcos. Los “señalamientos” contra el personal del área de Ingeniería y Construcción, no hay que tomarlos a la liguera y mucho menos a broma, ¡por supuesto que no!. El señor Sierra, quien durante 45 años fue un eficiente y honesto funcionario de la Secretaría de Marina, “en lo menos que canta un gallo”, no solo debe de mandar a llamar a quienes están en la Subgerencia de Ingeniería y Construcción, también tiene la obligación moral y administrativa de ordenar una profunda investigación para saber con precisión si en su zona de influencia se fomenta la corrupción o bien, si solo se está difamando a varios ejecutivos de la API. “Sean peras o manzanas”, la investigación se tiene que hacer para deslindar culpas, pues como bien lo dice el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador: “La calumnia, cuando no mancha, tizna”. Don Miguel Ángel Sierra Carrasco, tiene su formación en la Secretaría de Marina, y aquí estamos hablando que es una de las instituciones en que más cree don Andrés Manuel López Obrador. Hace algunas horas, en la “Conferencia Mañanera”, el Presidente de la República, citó el nombre del Almirante, José Rafael Ojeda Duran: “Al Secretario de Marina le tengo mucha confianza…es un hombre honesto”. Así es como el Jefe del Ejecutivo Federal tiene considerado a don Rafael. Ahora bien, ¿Qué es lo que procede para el señor Sierra Carrasco?, pues que haga valer los “dichos” de López Obrador, en el sentido que él le tiene confianza a todos los hombres y mujeres de la Secretaría de Marina, y como don Miguel Ángel es parte de la Secretaría de Marina, pues lo menos que puede hacer, es ordenar una profunda, objetiva y honesta investigación para poner las cosas en su exacto lugar en la API. La otra, si los constructores y empresarios que le brindan un servicio a la API de Coatzacoalcos han sido objeto de “moches”, pues su obligación es denunciar los hechos ante la autoridad competente, y no andar solo de “chismosos” en los medios informativos de Coatzacoalcos para “exhibir” a ejecutivos de la dependencia federal. Los constructores, que han sido víctimas de los “moches”, tienen la obligación de denunciar cualquier tipo de “apriete” que les hayan hecho los funcionarios de la API, y la única vía es la legal. Este presunto acto de corrupción que se denunció a través de un medio informativo, se tiene que investigar, y esta tarea, en efecto, le corresponde a don Miguel Ángel Sierra Carrasco, a nadie más. Fin del comunicado. (Artículo Escrito Por Federico Lagunes Peña. Coatzacoalcos, Ver. Tel: 9211353044)

Be the first to comment

Deja un comentario