Patricia Hong, Sedesol: “75 migrantes, de 90, siguen en el puerto trabajando”

Por Julio Escobar

Municipiosur.com

Solo quedan 75 de los 90 migrantes que fueron empleados a través del programa Emergencia Social de la Secretaría del Bienestar durante su paso por Coatzacoalcos para llegar a los Estados Unidos. Al concluir su período de licencia, muchos de los indocumentados decidieron continuar su camino con la intención de alcanzar el llamado sueño americano, tras realizar tareas comunitarias en la ciudad durante un periodo de cuatro a cinco meses. Patricia Hong Hernández directora de Desarrollo Social, detalló que son mínimos los centroamericanos que desean verse beneficiados con este programa, ya que aseguran que solo van de paso y no les interesa realizar estas labores. “Hay dos tipos de migrantes, los que están en los bajos del puente de la avenida uno y los que están en el programa, los que están en los bajos del puente no quieren ingresar, actualmente 75 migrantes se encuentran dentro del programa federal”, expuso. Las labores que desempeñan son de chapeo, pintura y barrido en algunos sectores de la ciudad, por las mañana se realiza un pase de lista y se les proporciona sus alimentos. La mayoría de los inscritos al programa son originarios de Honduras, Guatemala, El Salvador y Haití, los cuales cumplen con una jornada de 8:00 a 13:00 horas, para posteriormente irse al lugar que rentan por grupos en las colonias populares de la ciudad. “La mayoría son hombres, sólo un cinco por ciento son mujeres y niños, los migrantes tienen que cumplir con sus tareas para que les pague, ya no quedan muchos porque también ya se está agotando le presupuesto que destinó el gobierno federal este año para el programa”, dijo. La Secretaría de Bienestar ha apoyado a 16 albergues ubicados en municipios de Arriaga, Suchiate, Mapastepec, Tapachula y Tuxtla Gutiérrez, zona fronteriza donde se concentra el mayor flujo de migrantes, a quienes se les proporciona alimentos, productos de higiene y otros artículos de primera necesidad.

Be the first to comment

Deja un comentario