YosStop asegura que la prisión es lo peor que le ha pasado

Agencia

Municipiosur.com

La youtuber conocida como YosStop sigue compartiendo varias reflexiones desde la cárcel, donde lleva poco más de tres meses por el caso de Ainara Suárez quien la acusó por posesión y difusión de pornografía infantil. Desde entonces, la influencer intenta mantenerse activa en redes sociales para no perder la comunicación con sus stoppers, como se hacen llamar sus fans.

Hace una semana que Yoss «N» compartió con su novio Gerardo González, quien se dio la tarea de compartir todos los mensajes en la cuenta de la joven, que había conocido su propósito de estar en la cárcel, el cual era poder darle la voz a mujeres que están junto con ella, por lo que usaría el poder de sus plataformas digitales para difundir las historias de mujeres que vivieron una situación similar a la de ella; y hasta el día de hoy pudo compartir la reflexión de una mujer que se encuentra en prisión.

Nuevamente, a través de su Instagram, YosStop decidió publicar su texto donde se cuestionó si había algo peor que estar en la cárcel, una pregunta que asegura hacerse en diversas ocasiones, y que pensó que después de la muerte de su padre jamás viviría algo tan fuerte, hasta que fue vinculada a proceso. Sin embargo, cree que sí hay peores cosas que estar en el penal, pero que no quisiera ni imaginarlo y mucho menos vivirlo.

“Para mí, esto es lo peor que me ha pasado, pero otras personas han vivido cosas aún peores. Por eso quiero amplificar la voz de mujeres en la cárcel», se lee en la descripción de la carta.

Dicho esto, subió una carta de una persona que no menciona su nombre, pues al principio comenta que es un dato irrelevante, pues «su persona la define muchas cosas extensas que las letras de su nombre».

El fuerte mensaje escrito por una mujer que se encuentra en el penal de Santa Martha de Acatitla al igual que Yosseline «N»; quien reveló que fue víctima de una de la droga ‘más letal, nefasta, cruel, dominante y miserable’, el crack. Según la carta, fue una adicción tan severa que únicamente vivía para consumirla, por lo que su vida se vio desperdiciada por tratar de drogarse todo el día.

La mujer sin identificar expresó que ahora que está en la carcel, se siente dichosa de poder estar consciente sin consumir la droga, pues se permite sentir, dormir, comer, y al final, estar viva. Sin embargo, su adicción la hizo privarse de su vida, lo que considera como la verdadera prisión mental que no se compara en absoluto con la vida que lleva en el penal.

“Rompe todo lazo que te haga ser infeliz, yo ya lo rompí y estoy en la cárcel presa y al igual que tú algún día seré libre al 100% ¿Qué te hace falta a ti? Atentamente: Una mujer en la cárcel (pero mentalmente libre», fue como finalizó la extensa carta.

Con información de: El Imparcial

Be the first to comment

Deja un comentario