La lealtad de Rafael Marín

DE POLÍTICAS
Por Federico Lagunes Peña

A lo largo de los tres años del gobierno federal, el de la “Cuarta Transformación”, hemos visto y escuchado las más de mil “Conferencias Mañaneras” de don Andrés Manuel López Obrador. En estas “conferencias matutinas”, nunca habíamos visto que el Presidente de la República, defendiera con tanta: pasión, lealtad y honestidad a uno de sus colaboradores, tal y como lo hizo con don Rafael Marín Mollinedo, responsable del “Corredor Interoceánico”, organismo federal, que en breve tendrá sus oficinas centrales en el puerto de Coatzacoalcos. Cuando el periodista Marco Antonio Olvera, acuso al señor Marín Mollinedo de “corrupto” con la compra de tierras en el ejido “San Blas Atempa”, Oaxaca, el Jefe del Ejecutivo Federal, de inmediato, “paro de patas al comunicador”, y le dijo: “Conozco a Rafael Marín Mollinedo desde hace 50 años. Rafael es de los iniciadores de nuestra lucha…él es un hombre honrado e incapaz de robar, Rafael no es un funcionario que me lo encontré en la administración pública o que lo conozco desde hace 10 o 15 años, no. A Rafael lo conozco muy bien, es mi paisano, es del pueblo de mi esposa Rocío, la finada, de Teapa…Entonces, no hay nada de esto, de lo que tu estas diciendo”. ¿A dónde queremos llegar con el presente comentario periodístico?, a dos puntos esenciales: 1.-En primer lugar, que don Rafael Marín Mollinedo, no es cualquier “hijo de vecino” en el gabinete de López Obrador, ¡por supuesto que no!. Con lo que paso el martes 21, quedó perfectamente claro que don Rafael es amigo de toda la vida de don Andrés Manuel, lo que significa que cada vez que “difamen” a su amigo, pues el presidente va a meter las manos al fuego por él. Así de simple. Si el “fuego amigo” que existe al interior del gobierno de la “Cuarta Transformación” pensó que ensuciando la honorabilidad de Marín Mollinedo, por medio de las “difamaciones” del periodista Marco Antonio Olvera, lo iban a sacar del juego, pues desde el martes pasado se tuvieron que dar cuenta que don Andrés Manuel, no se va a deshacerse de su amigo, y mucho menos va a permitir que lo señalen de corrupto. ¿Lo anterior que significa?, que don Rafael Marín Mollinedo está bastante firme en el gobierno federal y en el afecto personal de don Andrés Manuel. 2.-El segundo punto. El Presidente de la República, desde hace rato, se dio cuenta, que en las “Conferencias Mañaneras”, varios dueños de medios informativos y “políticos”, envían a Palacio Nacional a sus “mensajeros” para “ponerle cuatros” o “dichos en su boca”. ¿Qué significa lo anterior?, algo muy sencillo, que propietarios de periódicos y políticos, a raíz de sus marcados “odios” y “rencores” que tienen contra políticos del “presente” y del “pasado”, envían a sus “reporteros mensajeros” para hacerle preguntas a López Obrador donde solo salen a relucir sus “odios” del pasado. La Presidencia de la República y la “vocería presidencial”, ya detectaron las “fobias” y “rencores” de los dueños de los medios informativos y políticos, es por eso que López Obrador, ya no se “engancha” cuando responde, pues el hombre sabe que dichas preguntas llevan “chanfle”, o lo que es lo mismo, llevan el “odio” de los dueños de los medios informativos, esos que a huevito quieren ver en la cárcel a los “políticos del pasado” o “gobernantes del pasado”, personajes que no se prestaron a sus “chantajes financieros”. Don Andrés Manuel, y que esto se escuche lejos, tiene perfectamente “detectados” a todos esos reporteros que llegan a la “Conferencia Mañanera” de “mensajeros”, es por eso, que cuando AMLO les da la palabra para que pregunten, y cuando observa que la pregunta lleva “maña”, pues de inmediato los “batea”. El Presidente de la República, cuando “batea” a los “mensajeros” de los dueños de los medios informativos o políticos, manda el mensaje claro, que él no va a comprar pleitos ajenos. Así de simple. Fin del comunicado. Comentarios: federico.lagunes@hotmail.com Tel. 9211353044.

Be the first to comment

Deja un comentario