Los Leones de Yucatán están a un triunfo de ganar la Serie del Rey

Agencia

Municipiosur.com

Cuando estás jugando tu mejor versión de beisbol, un par de carreras en la primera entrada son suficientes para ganar. Eso hicieron los Leones de Yucatán en el Juego 3 de la Serie del Rey, al timbrar dos veces en el primer rollo para después dejar todo en los brazos de sus lanzadores, quienes completaron otra noche mágica al ganar 2-0, y ahora están a un triunfo de ser campeones.

Luis Juárez pegó su décimo cuadrangular de los playoffs y cinco lanzadores desfilaron por el montículo sin que pudieran descifrar sus lanzamientos, colgando ya 17 ceros consecutivos a la artillería de los Toros de Tijuana.

Así, los Leones se ponen 3-0 en el duelo por el título de la Liga Mexicana de Beisbol, necesitando solamente una victoria para volver a ser campeones.

Jake Thompson fue el pitcher abridor y se llevó la victoria al lanzar cinco entradas, en las que admitió solamente cinco hits, sin regalar base y con dos ponches. El derecho colgó los primeros cinco ceros de la noche, mientras que Dalton Rodríguez (sexta), David Gutiérrez (séptima), Enrique Burgos (octava) y Josh Lueke (novena) se encargaron de completar la fórmula que tiene totalmente desaparecidos a los Toros, quienes anotaron por última vez en la primera tanda del Juego 2.

Ahora, con este resultado ya en los libros de historia, los yucatecos buscarán este viernes a partir de las 18 horas escribir el último capítulo de la Temporada 2021. Los Leones le darán la bola a Casey Harman, mientras que los fronterizos tendrán a Teddy Stankiewicz en el centro del diamante.

Golpe de nocaut en el primer inning

Los aficionados yucatecos tuvieron que esperar dos horas para que arrancara el Juego 3, pero no debieron de esperar nada para ver a su equipo tomando la delantera en la pizarra, y fue con la misma fórmula con la que han liquidado a sus rivales en estos playoffs.

En el mismo primer inning, con dos outs en la pizarra y un compañero en base, Luis Juárez se apareció en la caja de bateo y desapareció la esférica en el firmamento de Mérida, pegando su cuadrangular 10 y llegando a 24 carreras producidas en lo que va de la postemporada.

Juárez había llegado a este encuentro con un hit en siete turnos en la Serie del Rey, pero con solo un swing en su primera presentación en el plato emparejó lo que había hecho. Y los melenudos ya ganaban 2-0. Siendo un golpe que noqueó a los Toros.

Después de esa sacudida inicial, la estafeta la tomaron los pitchers abridores, quienes cerraron la cortina y llevaron el juego por una sendera que se recorrió con una tensa calma tanto en el diamante como en las tribunas del Parque Kukulcán.

Joe Van Meter (Toros) llegó hasta la quinta entrada, donde con dos outs fue sacado del juego. Después de ese descuido del primer inning, solo le pegaron tres hits, con una base y un golpe, retirando a seis rivales consecutivos.

Jake Thompson (Leones) llegó a la sexta entrada pero fue removido de la loma al admitir un sencillo, por lo que su trabajo cerró con cinco capítulos en blanco, con cinco hits admitidos, sin carrera, sin base regalada y con dos chocolates.

El pecado de los Toros en los dos primeros choques se mantuvo, ya que pusieron gente en base de la tercera a la séptima tanda pero fueron amenazas que solo se quedaron en eso, yéndose 0-6 con corredores en posición de anotar.

En el octavo y noveno inning se fueron en orden, sin mayor resistencia y así los Leones liquidaron todo y se quedaron con la fiesta.

Con información de: Milenio

Be the first to comment

Deja un comentario