Adán Augusto López, para Andrés Manuel, es el Sebastián Lerdo de Tejada, que tuvo Benito Juárez. Lerdo fue la “inteligencia” y “prudencia” de Juárez. Adán Augusto es quien le garantiza la continuidad de la Cuarta Transformación a López Obrador. Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, no son hombres “dóciles”, por lo tanto, no son “garantía” para continuar el “proyecto” político y de nación de Andrés Manuel. La “debilidad” y falta de “popularidad” de Claudia Sheinbaum, tampoco son “garantía” para la “4T” en el 2024. Adán Augusto, será el candidato de MORENA a la Presidencia de la República. A don Andrés Manuel, todavía le da la “fuerza política” para hacer ganar a quien sea en MORENA. Adán Augusto, es el único que les garantiza el “quesito” a los que hoy están en el gobierno

¿Qué es lo que más anhela don Andrés Manuel López Obrador cuando llegue el momento de su relevo en la Presidencia de la República? en primer lugar que MORENA gane la elección del 2024, y en segundo lugar que el candidato de MORENA, sea 100% de él, y cuando hablamos “100% de él”, es que el hombre o mujer que vaya a la contienda presidencial, sea 100% leal y obediente a él, sin vaciladas o de “dientes para afuera”. La llegada de Adán Augusto López Hernández a la Secretaría de Gobernación, ¡por supuesto!, que les preocupa a: Marcelo Ebrard, Ricardo Monreal y a la propia Claudia Sheinbaum. Don Andrés Manuel López Obrador, sabe perfectamente que solo él puede hacer ganar al futuro candidato de MORENA a la Presidencia de la República. Al señor López Obrador, aunque se encabrones sus “rivales políticos”, en estos momentos y para el 2024, le dará la “pita política” para que MORENA y la Cuarta Transformación sigan hasta el 2030. Don Andrés Manuel, también sabe que si él no pone a su candidato de todas sus confianzas, su Cuarta Transformación solo llegará hasta el 2024, lo anterior lo sabe perfectamente el tabasqueño. Don Andrés Manuel, también sabe que: Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, no son nada “dóciles”, por lo tanto, si alguno de ellos llega a la Presidencia de la República, de inmediato marcaran su “distancia” con él, lo anterior es un hecho real, y no lo decimos nosotros, tan solo hay que irse al pasado donde ahí están los “choques políticos” que se han dado entre: Marcelo, Ricardo y Andrés Manuel. Si hoy Ebrard y Monreal le son “leales” a López Obrador es porque es el hombre es el Presidente de la República, pero una vez que López Obrador deje Palacio Nacional, todo volverá a lo mismo, en efecto, a los “reclamos” y “falta de confianza”. Mucho se habla que Claudia Sheinbaum es una mujer “cercana” a don Andrés Manuel, por lo tanto es la que puntea para ser la candidata de MORENA, deferimos de tal hecho, ¿por qué?, por la simple y sencilla razón que doña Claudia ha demostrado muchas “debilidades” como jefa de gobierno en la Ciudad de México, además que cojea mucho en su “popularidad”, y lo anterior significa que no le “cae muy bien” a la gente. Una cosa es ser la “favorita” y otras muy distinta es ser la “elegida”. ¡Señores!, como ya sabemos que el futuro candidato de MORENA lo hará ganar, “llueva o truene”, don Andrés Manuel López Obrador, entonces el Presidente de la República, instalará en la silla presidencial al hombre que siempre le será 100% obediente y leal, y este hombre, es don Adán Augusto López Hernández. Hemos visto el desarrollo de las elecciones que se han dado en el país desde que don Andrés Manuel López Obrador llegó a la Presidencia de la República, y en todas ellas, MORENA se ha llevado casi todo. Ha llegado el momento en que la gente afirma: “Si MORENA y Andrés Manuel ponen de candidato a un bolero, lo hacen ganar”. Esa es la realidad que se vive en el país. Esa realidad, ¡claro!, que la sabe don Andrés Manuel, entonces para que “arriesgarse” con: Marcelo Ebrard, Ricardo Monreal o Claudia Sheinbaum, donde las “lealtades” no son 100% puras. ¿A dónde queremos llegar con el presente comentario periodístico?, a un solo punto, y este no es otro que don Adán Augusto López Hernández, será el candidato de MORENA en el 2024 a la Presidencia de la República y lo será por su gran obediencia y lealtad en favor de don Andrés Manuel. Esta es la clase de seres humanos que le gusta tener a su lado a López Obrador. Don Adán, y no: Marcelo, Ricardo o Claudia, es quien le garantiza al Presidente de la República que la “Cuarta Transformación” se siga consolidando. Don Adán, en su relación personal y política con don Andrés Manuel, es el Sebastián Lerdo de Tejada, que tuvo el presidente Benito Juárez. Lerdo de Tejada siempre fue la “inteligencia” y “prudencia” atrás de Juárez. El dato duro: 1.-Si Adán Augusto López se convierte en candidato de MORENA, y gana la Presidencia de la República, todos los que hoy tienen sus “huesitos con carnita” en el gobierno federal, la gran mayoría de ellos, serán ratificados para el 2024-2030, esa es la gran diferencia que existirá entre Adán con Ebrard, Monreal y Sheinbaum. Si llega Marcelo o Ricardo, el 99% de los que hoy están en el gabinete no serán ratificados. Así de simple. Les recomendamos que el presente artículo periodístico lo guarden, para que lo lean en el 2024. El mensaje, desde palacio, está dado. Fin del comunicado. (Artículo Escrito por Federico Lagunes. Coatzacoalcos, Ver. Te: 9211353044).

1 Comment

  1. Pues este profeta que lo sabe todo en la política, será que también tiene miedo y lo único que deceas es hacer comentarios para crear conflictos en la 4T? Será que ya no tiene quien le de su mochada y tendrá que esperar otros seis años después de AMLO,en la banca?hablar es lo más fácil para ellos gobernar,y administrar un país sin endeudarlo como lo dejo el virus del PRIAM,y la pandemia del covic,la pandemia de los chayoteros,y las demás pandemias que conocemos no es facil pero los resultados están a la vista hoy tienen muy abierto los ojos antes el moche que recibían los ponía siegos,sordos, mudos y descarados

Deja un comentario