Werevertumorro pierde más de 100 mil pesos por apuesta

Agencia

Municipiosur.com

Parece que la pasión por el fútbol le costó a Werevertumorro más de 100 mil pesos, luego de apostar por la Selección Mexicana en la final de la Copa de Oro.

Horas antes del partido, el también hermano del Escorpión Dorado dijo en sus redes sociales que no estaba seguro de apostar para este partido, pero al final, decidió invertir un poco más de 105 mil pesos a que la Selección Mexicana ganaría la Copa de Oro.

El youtuber, cuyo nombre real es Gabriel Montiel, decidió arriesgarse después de la racha de buena suerte que tuvo hace un mes, luego de ganar 70 mil pesos en la final de la Liga MX con la victoria del Cruz Azul sobre Santos Laguna.

Sin embargo, el equipo estadounidense se impuso sobre la Selección Mexicana en el marcador con 1-0, y con ello, Werever perdió una fuerte suma de dinero.

Luego de que cientos de internautas se burlaran de él por perder la apuesta, Werevertumorro admitió la derrota con una publicación en su cuenta de Twitter.

“Amigos. A los que han apostado y están en este p*do saben que así es y así pasa. Ya le urgía a la gente que perdiera para que ‘aprendiera mi lección’ pura buena vibra y las apuestas son diversión. Mi lana me divirtió a mí y a ustedes durante 30 días”, escribió el youtuber.

La publicación generó varios mensajes de apoyo para Werever, pidiéndole que no se desanimara y que vendrían tiempos mejores.

“A mí se me bajó el azúcar porque perdí 100 pesos y tú diciendo que no hay p*do porque perdiste más de 100 mil. Chale, me humillaste”, “Ánimo, werever, nadie se esperaba esto”, dijeron algunos.

Sin embargo, otros le recriminaron que apostara y le pidieron tener cuidado con no volverse ludópata.

“¿A quién ch*ngados se le ocurre apostar 100 mil pesos? Hay gente que no tiene ni para tragar y tu diciendo que no hay p*do porque perdiste dinero”, “La adicción al juego es una enfermedad, como el alcoholismo, aguas”, “Mejor dona ese dinero o guárdalo, qué necesidad de apostar”, recomendaron sus fans.

Con información de: El Imparcial

Be the first to comment

Deja un comentario