La Policía Vial realiza con eficiencia un “desplumadero” en el municipio de Minatitlán. Los nuevos patrulleros traen mucha “hambre”

Agencias

Municipiosur.com

No obstante la crisis económica que se vive en la zona sur de Veracruz por los efectos de la pandemia y por la falta de capacidad de los gobiernos para alentar el empleo, todavía la población de Minatitlán tiene que soportar los abusos y atracos que vienen a realizar elementos de la POLICÍA VIAL perteneciente a la Secretaría de Seguridad Pública del estado. Prepotentes y agresivos, actuando con impunidad y al margen de la ley, pues ni siquiera portan placas oficiales las desvencijadas motos que usan para cometer los atropellos contra pacíficos ciudadano, estos sujetos en poco tiempo se están convirtiendo en enemigos de la sociedad. La población minatitleca está en total indefensión ante estos «operativos» que ordenó el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, cuyo propósito está visto sólo es para esquilmar a los conductores que caen en las garras de estos abusivos oficiales. Hablando claro, de lo que se trata es de engrosar las arcas de la Secretaría de Finanzas de Veracruz, recaudar dinero a «troche moche» a costillas del pueblo. Para eso me gustabas 4T! Estos están peor que los gobiernos anteriores que tanto critican. Indignación y repudio está causando la llegada de estos nefastos motociclistas con charola para atracar, ante todo por la ola de inseguridad y alta delincuencia que vivimos en Veracruz y por la paupérrima economía que acusa Minatitlán. Advertimos a la ciudadanía que se cuide de los hambrientos patrulleros viales, especialmente de dos de los peores tranchos estatales que traen asolados a los conductores minatitlecos, Nayib Antonio Martínez Pineda y Pablo Hernández Galán, cuyas fotos aparecen aquí publicadas. Estas ratas uniformadas ya fueron denunciadas en asuntos internos de la Secretaría de Seguridad Pública, en virtud de la actitud solapadora del comandante de la base de la comandancia de la policía Vial en el C4, Jesús Antonio Méndez Morales, quien en complicidad permite los abusos de sus subordinados. Aguas porque estas «fichitas» traen patente de corzo para robar a los conductores. No se deje y denuncie sus tropelías. Cualquier infracción no baja de 500 pesos, corralón 200 por día y arrastre de grúa 3 mil pesos, proporcionamos esta información para que se cuide de no ser víctima del operativo «roba sin piedad». Entérate gobernador Cuitláhuac, la gente está harta! No la castres más, porque el horno no está para bollos.

Be the first to comment

Deja un comentario